El Dodge Challenger SRT Hellcat renueva de cara a 2019, con un frontal aún más intimidante

 |  @sergioalvarez88  | 

En la industria automovilística estadounidense los coches se estructuran en Model Years. A mediados de este año se pondrán a la venta los Model Year 2019, y ya empezamos a ver lo que muchos fabricantes tienen preparado hasta bien entrado el año que viene. Por eso coches recién renovados como las RAM 1500 se venden como “2019 RAM 1500”. Había algunos rumores de que el Dodge Challenger SRT Hellcat no “renovaría” de cara a 2019, pero esos rumores han sido despejados de un plumazo por parte de Dodge. ¿Qué esconde el téaser que han publicado los de Detroit?

En este téaser podemos ver cómo Dodge rediseñará el capó del Hellcat. El capó ahora presenta dos agresivas tomas de aire simétricas, absolutamente necesarias y funcionales para administrar refrigeración al motor 6.2 V8 Supercharged que seguirá alimentando al Dodge Challenger más potente. Espera Sergio, ¿qué hay del Dodge Challenger SRT Demon? El Demon es una serie de producción limitada que sólo se venderá durante el presente Model Year – al menos eso es lo que hasta la fecha sabemos.

La doble entrada de aire de su capó es un guiño a muscle cars de antaño, coches como el icónico Dodge Dart Swinger.

¿Qué más novedades esconde el que será el muscle car más potente del mercado? Su motor 6.2 V8 Supercharged seguirá teniendo al menos 707 CV – aunque todo apunta a que el Shelby Mustang GT500 superará con creces dicha cifra – y no se descarta que pueda recibir un ligero aumento de potencia. Todo apunta a que el Dodge Challenger SRT Hellcat Widebody continuará su trayectoria, con un kit de carrocería ensanchado y una presencia digna de un culturista. No os podemos ofrecer una prueba de un Hellcat, pero sí os podemos emplazar a leer la prueba de un Dodge Challenger Scat Pack con motor HEMI 392.

Lee a continuación: Última llamada: el último Dodge Viper será subastado (añadiendo un Challenger Demon de regalo)

Ver todos los comentarios 1
  • Jose Luis

    Al Hellcat le hace falta el transbrake para poder salir mejor desde parado y una reducción de peso.