Atento a la bestial aceleración de esta Dodge Ram SRT10 de 1.900 CV (vídeo)

 |  @sergioalvarez88  | 

Nos gustan los coches con motores gigantescos. No es extraño ver a pick-ups competir en carreras de aceleración, pero no son los vehículos mejor indicados para ello. Su peso se concentra en la parte delantera del coche e impide que las ruedas traseras tengan el mejor agarre. En el drag racing cualquier pérdida de tracción afecta de manera profunda a los tiempos de aceleración. El coche que nos ocupa hoy es una Dodge RAM SRT10, equipada con un brutal motor V10 capaz de desarrollar 1.900 CV y arrasar en el cuarto de milla.

Es casi tan rápida como los Nissan GT-R Alpha Omega de AMS, con más de 2.000 CV de potencia y tracción total.

Las pick-up más rápidas suelen colocar el motor en la zaga, usando en ocasiones una caja extendida y carrocerías de vidrio, Hablamos ya de máquinas dedicadas exclusivamente al drag racing, con varios miles de caballos y un coste astronómico. Dudo que la Ram que nos ocupa hoy sea barata, pero lo que nos choca es que retenga el motor original – en vez de reemplazarlo por un gigantesco V8 para drag racing – y tanto la carrocería como la caja originales, construidos en acero. Una aproximación realmente radical.

El motor 8.4 V10 está lejos de ser de serie. Lleva una pareja de turbocompresores Garrett en esquema biturbo que le permiten desarrollar nada menos que 1.900 CV previo refuerzo de todos sus componentes internos. Una bestia parda que ama quemar rueda, genera cerca de 2.000 Nm de par motor y permite a esta pick-up arrebatar el récord mundial de aceleración de las Dodge Ram con carrocería de serie. Por supuesto no puede circular por carretera, pero puede hacer un cuarto de milla en menos de 8 segundos. Y eso es impresionante.

En Diariomotor:

Lee a continuación: RAM 1500 Big Horn 4×4 5.7 V8 HEMI, a prueba. Quemando goma y combustible como si no hubiera un mañana