CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

4 MIN

La otra lección del antiguo Fiat Panda que sortea una riada mejor que cualquier SUV moderno

David Villarreal | @davidvillarreal | 26 Sept 2022
Panda_Raid_Etapa_00_mdm_noresizing_00005
Panda_Raid_Etapa_00_mdm_noresizing_00005

No es la primera vez que vemos vídeos de coches antiguos, hoy en día clásicos, que sortean con absoluta suficiencia los obstáculos más complejos, en las circunstancias más inesperadas. Sucedió el año pasado, durante el temporal Filomena, en el que un Renault "4 Latas" se convertía en el héroe de internet rodando sin aparente esfuerzo sobre la nieve. Y sucede también estos días, con un Fiat Panda que supera competentemente una carretera anegada al norte de la isla de Gran Canaria, que estos días está siendo atozada por el ciclón tropical Herminia.

Desde estas líneas no vamos a poner en duda las cualidades del antiguo Fiat Panda y su capacidad todoterreno para superar hábilmente obstáculos que se lo pondrían muy difícil, o incluso serían impracticables para un suv moderno. Tanto es así que mis compañeros David G. Artés y David Clavero afrontaron en 2017 un viaje en Fiat Panda cruzando el Desierto del Sahara, participando en el famoso Panda Raid, cuyos reportajes os recomendamos leer.

Pero más allá de lo atractivo e ilusionante que resulte ver a una vieja gloria demostrando sus cualidades y huyendo también del mantra de que cualquier tiempo pasado fue mejor, y de que "ya no se hacen coches como antes", lo cual en líneas generales es rigurosamente cierto, la verdadera lección que debería dejarnos este vídeo pasa por recordar lo que debemos hacer o, mejor dicho, lo que no debemos hacer en una situación como esta.

La otra lección del antiguo Fiat Panda superando una riada

Si bien es cierto el Fiat Panda del vídeo consigue superar el obstáculo, una carretera que ha quedado anegada por un torrente de agua, hasta el punto de hacernos pensar que la situación no sea tan dramática, un conductor debería evitar sin excepciones el riesgo que supone cruzar un torrente de agua. Lo prudente ante cualquier inundación es evitar tratar de superarla con nuestro coche. Y existen muchas razones para ello. Primero, porque nuestro coche podría quedar bloqueado en el torrente o incluso ser arrastrado. Segundo porque, incluso conociendo la zona, las inundaciones pueden haber socavado el fondo, y arrastrado obstáculos que bloqueen nuestro coche.

Tercero, porque jamás debemos sobreestimar las capacidades del coche que conducimos y aún menos infravalorar la energía que acumula un torrente de agua. En sus recomendaciones para abordar una riada, la propia Dirección General de Tráfico advierte de que con 20 centímetros de agua, cubriendo menos de media rueda, podemos perder el control del vehículo, y que un torrente con una profundidad de 30 centímetros de agua puede llegar incluso a arrastrar el vehículo.

¿Qué hacer ante una riada?

También es oportuno recordar algunos consejos que nos da la DGT para actuar en el caso de que nos haya sorprendido una riada, atrapando nuestro coche:

  • Si sentimos que nuestro coche queda atrapado en una riada, o incluso que este empieza ser arrastrado, alertar a los servicios de emergencia (112) y salir cuanto antes del vehículo.
  • Siempre es mejor tratar de salir por la ventanilla. Si no podemos bajarla, intentemos romperla haciendo palanca con un objeto largo y punzante introducido por el marco, puesto que romper una ventanilla a golpes suele ser más complicado.
  • Si no podemos salir por la ventanilla, hagámoslo por la puerta, abierta a favor de la corriente.
  • La última opción que deberíamos valorar, si no podemos romper la ventanilla, ni abrir la puerta, es romper el parabrisas. En cualquier caso, los responsables de emergencias y bomberos desaconsejan esta opción, porque romper o sacar de su marco la luna delantera suele ser muy difícil y porque la corriente puede girar el coche facilitando que el frontal quede mirando hacia la dirección desde la que viene el agua, facilitando que el coche se inunde rápidamente.