comscore
MENÚ
Diariomotor
Seguridad Vial

3 MIN

¿Dónde y cuándo se introducirá el límite a 130 km/h? El peligro de querer agradar a todos

limite-130-1440px

Desde hace tiempo os venimos anunciando la reforma que va a producirse sobre los límites de velocidad en España. El límite máximo general de 120 km/h será sustituido, excepcionalmente, por un nuevo límite de 130 km/h. ¿Y eso qué quiere decir? Significa que el límite vigente seguirá siendo de 120 km/h, con la salvedad de algunos tramos en los que, según la capacidad de la vía, la congestión del tráfico y la meteorología, ocasionalmente se elevará el límite de velocidad a 130 km/h. ¿Y en qué tramos lo veremos? Según la DGT un total de 1.500 kilómetros de carreteras españolas podrán beneficiarse de estos nuevos límites, es decir, aproximadamente un 10% de las vías de gran capacidad del territorio español.

En España existen más de 15.000 kilómetros de vías de gran capacidad, de las cuales aproximadamente 1.500 kilómetros serán susceptibles de aumentar su límite - excepcionalmente - a 130 km/h.

La razón por la cual se está retrasando la introducción de estos límites responde sobre todo a cuestiones técnicas. Los tramos en los que será posible disfrutar del nuevo límite máximo de 130 km/h han de estar debidamente señalizados mediante paneles luminosos, que ocasionalmente, y si la congestión del tráfico y la meteorología lo permite, indicarán que el límite vigente en ese tramo es de 130 km/h.

A juzgar por lo visto en los últimos meses, 1.500 kilómetros susceptibles de acoger el límite de 130 km/h (en torno a un 10% de autovías y autopistas libres y de peaje) es un porcentaje incluso alto, si tenemos en cuenta que existen algo más de 15.000 kilómetros de vías de gran capacidad en España y que todos ellos han de estar debidamente señalizados y controlados. La señalización fija, en principio, no habría de modificarse. Y aún no se ha anunciado que tramos comprenderán esos 1.500 kilómetros, cifra provisional que aún está sujeta a cambios en función de la resolución de los técnicos.

Esta medida pretende agradar a todos, pero probablemente no termine de agradar a nadie, ni mejore nuestros desplazamientos por carretera.

Lo que sí está confirmado es que la implementación de estos nuevos límites temporales y excepcionales se llevará a cabo en los próximos meses.

La medida, aunque lógica en una Unión Europea en la que 17 países ya tienen límites a 130 km/h, no deja de ser polémica. Primero, por la obcecación de las autoridades en buscar una solución que logre contentar a todos, y probablemente no contente a nadie. Contentar a los conductores, que según una encuesta del RACE apoyarían en un 80% los nuevos límites, los cuales solo podrán disfrutar en ocasiones muy limitadas. También contentar a las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico que ya se han opuesto a la medida (Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes).

Entre tanto, en la DGT parecen convencidos de que la solución de los límites variables indicados mediante los paneles luminosos es la ideal. Una solución que a priori no parece vaya a modificar nuestros hábitos al volante, ni tan siquiera aumentar la velocidad media de nuestros trayectos, al menos tal y como se ha propuesto. Y por otra parte si ha de requerir una inversión para acometer las modificaciones técnicas que se requieran que, por pequeña que sea, mejor estaría si se dedicase a otros cometidos, como revisar el estado de las carreteras y reformar tramos especialmente conflictivos y de alta siniestralidad.

En Diariomotor: Año nuevo, límites nuevos