Los números sí importan: 300 millones de motos Honda fabricadas

 |  @sergioalvarez88  | 

Los fabricantes de coches presumen de sus cifras de fabricación. Toyota ha vendido más de 40 millones de su Corolla. Volkswagen más de 30 unidades de su Golf y Skoda celebra que su producción total ha superado los 15 millones de coches desde su creación. Honda mira estas cifras y se sonríe, mientras su pequeña Cub se acerca a los 90 millones de unidades producidas y su producción total acaba de superar los 300 millones de unidades. Repetimos: 300 millones de motos, desde que la Honda Dream Type-D rodase de las líneas de producción en el lejano año 1949.

Los números sí importan, y nadie ha producido más vehículos a motor desde los albores del motor de combustión interna. Ahí es nada.

Una Gold Wing cimentada por millones de motocicletas asequibles

A los 300 millones de motos fabricadas habría que sumar las decenas de millones de automóviles producidos. Sí, Honda es un gigante con todas las letras.

Cuando pensamos en Honda pensamos en sus deportivas CBR o en sus gigantescas y lujosas Gold Wing de viaje. Pero aún hoy en día, el gigante japonés tiene en las pequeñas motocicletas a sus verdaderas vacas lecheras. Pequeñas CBF y motocicletas de bajo coste que inundan las calles de Asia, principal mercado para la empresa que en 1948 fundaba Soichiro Honda. Y sin embargo, quizá por publicidad, la unidad escogida para celebrar esta efeméride ha sido una Gold Wing 40th Anniversary Edition. Ha salido de la planta de producción de Kumamoto, una de las más avanzadas de la marca, donde también se produce por ejemplo la CBR1000RR.

La gigantesca y pesada Gold Wing es uno de los modelos más emblemáticos de la marca, y celebra su 40 cumpleaños en el año 2015. Una cruiser de lujo muy diferente a la Honda Dream Type-D. Construida con el simple objetivo de satisfacer al consumidor, la Dream era una pequeña motocicleta propulsada por un motor monocilíndrico de dos tiempos y apenas 98 cc de cilindrada. Aunque sólo desarrollaba 3 CV de potencia, fue la primera moto de muchos japoneses, en un país que empezaba a despertar del conflicto mundial y se adentraba a trancas y barrancas en el mundo contemporáneo.

Años después, Honda asienta su reputación en la calidad y fiabilidad de sus productos, con sus motos en un lugar destacado de su cartera de productos. Y que sean muchas más.

Fuente: Motos.net
En Diariomotor: Suzuki Recursion Concept: el futuro de las motos es turboalimentado | Ariel Ace, vuelta a las 2 ruedas: aspecto extremo, muy personalizables y con motor Honda

Lee a continuación: Honda CR-V 2015: prueba del 1.6 i-DTEC 160 CV, diésel, biturbo y 4×4

  • ADN

    Preciosa la moto del encabezado, no le vendria mal a Honda lanzar una similar en diseño hoy día.