¿Por qué me llamaron SEAT Ibiza?

 |  @davidvillarreal  | 

No te descubriremos nada nuevo al recordar el porqué de los nombres de los modelos de SEAT. Desde los años 80, y ya como filial del Grupo Volkswagen, SEAT adoptó el nombre de diferentes ciudades españolas para sus modelos, Ronda, Málaga, Marbella, etcétera. Y en ese preciso momento en el que SEAT abogaba por su internacionalización, la necesidad de un nombre apropiado para un nuevo utilitario llevó a los responsables de la marca a iniciar un proceso muy parecido al que seguirían unos padres para escoger el nombre de su hijo. Lejos de seguir la tradición familiar, de elegir el nombre de alguno de los padres, los abuelos o un personaje bíblico, a SEAT le bastaba tomar un mapa de España para escoger un nombre apropiado. Pero, ¿por qué Ibiza?

El auge de Ibiza como centro turístico del Mediterráneo animó a SEAT a escoger este nombre, en los albores de la internacionalización de la marca y la búsqueda de un público joven.

En los años ochenta Ibiza no era ni mucho menos el paraíso de la fiesta y la música electrónica que es hoy en día, la ciudad que en verano tiene como residentes a los mejores DJs internacionales. Pero desde los años 60 ya había comenzado el auge turístico de Ibiza, el movimiento hippie y sobre todo una gran fama internacional, por toda Europa, cuyo nombre evocaba a los mayores clichés del estilo de vida mediterráneo.

Las razones que menciona SEAT son tres. Primero, la imagen de Ibiza reflejaba los valores de una marca que buscaba una nueva identidad. Traduciéndolo a un lenguaje menos marketiniano, SEAT buscaba un público joven, que viera en Ibiza un nombre evocador. Segundo, Ibiza es sencillo de pronunciar y recordar en muchos idiomas. Tercero, Ibiza funciona bien en cualquier contexto cultural. Es decir, no resultaría un nombre desafortunado en otros idiomas, como algunos ilustres modelos: el Pajero, el Cascada…

La fórmula Ibiza, no solo por su nombre sino sobre todo por su concepto, ha funcionado muy bien para SEAT en estos 30 años. El SEAT Ibiza acumula en torno a 5 millones de coches vendidos en todo el mundo. Y si acaso escogieron su nombre por la fama internacional de la isla balear, con el paso de los años Ibiza no ha hecho otra cosa que crecer, acoger a más turistas y convertir, en buena medida, aquel idílico paraje del Mediterráneo en un parque temático del ocio nocturno.

Fuente: Volkswagen AG
En Diariomotor: Especial, coches con nombres de ciudades de todo el mundo

Lee a continuación: SEAT Ibiza: en 2017 conoceremos una nueva generación

Solicita tu oferta desde 10.860 €
  • GaradaK7

    Seat tiene su nombre desafortunado en el extranjero, el Malaga suena muy parecido a malakas, una palabra que repiten constantemente y significa literalmente pajero. Alli se vendio como Seat Gredos.

  • Pablo

    Cuidado Diariomotor, que la mayoria que os leemos tambien leemos Motorpasion…

  • LaRubiaDelMustang

    Y por qué “Cascada” es un nombre desafortunado?? Jaja

  • AB

    Mas o menos correcto excepto que TODOS los modelos mencionados, Ronda, Málaga, Marbella, y, por supuesto el Ibiza, son ANTERIORES a la época VAG.

    De hecho, el Ibiza fue el primer coche del corto periodo de la Seat no relacionada con Fiat y aún no filial de VAG, y que se comercializó con la propaganda del motor desarrollado por PORSCHE. Tanto el Ronda como el Málaga y el Marbella eran desarrollos propios de Seat como modificaciones de los Fiat/Seat Ronda, lo dos primeros y Panda, que, con unos pocos retoques, se convirtió en el Marbella.

  • Olue Olue

    tb se llamo unas unidades seat EIVISSA

  • Ramms

    Falta un modelo de Ibiza en las imágenes.

    • Miguel J A-e

      No falta ninguno, probablemente el modelo que dices es el restyling del mk2.

  • Ham

    Estéticamente y viendo las fotos de arriba, el primero, con lo antiguo que pueda parecer por sus líneas cuadradas, es el mas acertado. Los demás, incluso el actual (que parece un antiguo 127) son feos de narices.

  • Jose Manuel Arenas Martinez

    Por desgracia siguen la tradición de vw, los cuadros de instrumentos y los salpicaderos resultan igual de aburridos y espartanos como los de sus hermanos alemanes. Señores de Seat si leen estos comentarios, pongan un poquito más de espíritu Mediterráneo en los diseños de los interiores y un poco de menos plástico o al menos disimule lo mejor.