CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Superdeportivos

2 MIN

Así es la terapéutica limpieza del motor de uno de los coches más míticos e importantes de la historia (+vídeo)

Javier López | @jlopezbryan96 | 25 Jul 2022
Limpieza Motor Mclaren F1 1
Limpieza Motor Mclaren F1 1

El McLaren F1 es uno de los coches más exclusivos, caros e idolatrados de la historia, y parte de que así sea es gracias a su motor. Concretamente en las entrañas del hiperdeportivo inglés se esconde un colosal V12 de origen BMW, una configuración prácticamente extinta hoy en día. Es por ello que resulta terapéutico pero a su vez angustioso ver no solo como extraen el motor entero de un F1, sino también como se lleva a cabo su minuciosa limpieza sin romper absolutamente nada.

Tim McNair es el encargado de, literalmente, quitarle el polvo al V12 del McLaren F1. Se trata de unidad que afortunadamente se usa bastante, por lo que resulta lógico que haya bastantes residuos tanto procedentes del motor como del exterior provocando que esté sucio.

Así es la minuciosa limpieza del motor de un McLaren F1

Y es que pese a que el F1 es un coche espectacular en muchos sentidos, no se caracteriza por tener uno de los mejores accesos a su motor. Es por ello que McNair y su equipo se han encargado de sacar el propulsor para poder realizar el trabajo de la mejor manera posible, aunque ello implique extraer no solo al V12.

Tanto sistema de escape como eje posterior han salido junto al corazón del McLaren F1, tarea que debe hacerse con extremo cuidado y que no es fácil de ejecutar. Pero la limpieza en sí tampoco es fácil, especialmente cuando se trata de trabajar con materiales como el oro que recubre parte del motor en busca de ayudar a que este no alcance altas temperaturas. El propio McNair indica que es tan sumamente delicado que con ta solo darle con una toalla provocaría que arrastrase el oro con esta.

Es por ello que deciden separar la lámina de oro del escape, pudiendo trabajar en el motor sin arriesgarse a nada. Dos días es lo que han necesitado para limpiar absolutamente todos los recovecos del V12 atmosférico del McLaren F1, motor que en este caso tenía hasta moho. Sin lugar a dudas el antes y el después resulta terapéutico.