Así es cómo poner tus ojos en el coche que llevas delante hará más seguros tus adelantamientos

 |  @davidvillarreal  | 

¿Cómo podríamos hacer más seguros los adelantamientos? Para practicar un adelantamiento seguro es condición indispensable que respetes las normas de tráfico, que practiques esta maniobra en un lugar habilitado, no rebases líneas continuas, prohibiciones de adelantamiento, etcétera. También calcular el tiempo y el espacio que tienes para practicar un adelantamiento seguro, en lo cual también influye la potencia de nuestro coche. Pero el gran problema es el de la visibilidad. Si el coche que nos precede no nos permite asegurar que no se aproxima ningún coche por el carril contrario, no deberíamos adelantar. Y aún así lo hacemos. Y aún así siguen produciéndose accidentes muy graves por ello. Es por eso que debemos aplaudir el desarrollo de tecnologías que pretenden permitirnos ver más allá del coche que nos precede, como este sistema desarrollado en España y denominado Wifi EYES.

El objetivo es establecer una conexión con el coche que nos precede para ver más allá de este.

Hace unos días os presentábamos la iniciativa de los “camiones transparentes” de Samsung, algo que por desgracia no veremos en las carreteras – de momento – puesto que tan solo era una campaña de publicidad. En la Universitat Politècnica de València acaban de presentar una tecnología que aprovecharía las bondades del coche conectado para permitirnos ver más allá del coche que nos precede. Una tecnología aparentemente simple en su desarrollo, pero compleja a la hora de aplicarla en la vida real y, sobre todo, estandarizarla.

Bastaría una conexión Wifi entre nuestro coche, y el coche que nos precede, para aprovechar las imágenes de una cámara instalada en el frontal de este y mostrárnoslas en un tablet instalado en el salpicadero o en el propio equipo de entretenimiento. De esta forma, el alcance de nuestra visión aumentaría, y podríamos contemplar exactamente lo que está viendo el conductor del coche al que seguimos.

Resulta muy interesante, en tanto esta tecnología no depende de conexión de datos 4G, ni de protocolos complejos. Nuestro coche establecería automáticamente una conexión Wifi con el que nos precede, sin que tuviéramos que intervenir. El gran problema, de momento, es que eso exigiría que ambos coches estuvieran dotados de esta tecnología para que funcionase. De manera que hasta que su implantación no se generalizase, no nos resultaría de gran utilidad.

El segundo gran problema, que esta tecnología exigiría respetar unos estándares, que los fabricantes acordasen la introducción de una misma tecnología en todos sus coches. Lo cual es complejo, pero no imposible, sobre todo si las instituciones europeas toman nota y animan a los fabricantes a estudiar esta y otras soluciones que traerá consigo el coche conectado. Para que, llegados a un punto crítico, sea la propia Unión Europea la que exija su implantación. Así se ha ido extendiendo el uso de los controles de estabilidad, los sensores de presión de neumáticos y la llamada de emergencia. Y no nos quepa la menor duda de que el siguiente paso en la mejora de la seguridad, y en la implantación de medidas obligatorias para nuestros coches, estará en lo concerniente al coche conectado.

En Diariomotor: Bendita tecnología: ¿Camiones transparentes? Una gran idea que merece la pena explorar

Samsung camión

Lee a continuación: ¡Se busca! ¿Por qué todos se mofan en Reino Unido de este desastroso conductor?

  • rauccete

    El sistema del camión lo veo perfecto, una mole enorme que no te deja ver… Lo del coche… me parece una chorrada enorme, tampoco cuesta tanto esperar a una pequeña recta con visibilidad y listo.