comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor

11 MIN

Matricular tu coche como vehículo histórico: todo lo que debes saber (requisitos, trámites, costes, ventajas…)

Matricular Vehiculo Historico Porsche 944 Cabrio

Si eres el propietario de un coche clásico seguro que más de alguna vez se te habrá pasado por la cabeza la idea de matricularlo como vehículo histórico. Los motivos pueden ser muy variados, aunque seguramente sean económicos, ya que en la barra de bar se suele escuchar que se ahorra dinero con ello, o tal vez sea por ese intangible de llevar la “H” en la placa de la matrícula.

Pero indiferentemente del motivo, las preguntas que te surgirán son las mismas, y a ellas vamos a responder desde Diariomotor: ¿Qué requisitos debe reunir mi coche para matricularlo como VH? ¿Qué trámites debo de realizar? ¿Cuánto me va a costar? ¿Qué ventajas e inconvenientes conlleva?

¿Qué requisitos debe reunir mi coche para matricularlo como VH?

La matriculación de un vehículo como histórico se rige por el Real Decreto 1247/1995, de 14 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Vehículos Clásicos. En el artículo primero se definen tres casos o supuestos en los que un vehículo es matriculable como histórico:

El primer caso, y el más fácil de cumplir, es que vehículo cumpla todas estas condiciones: • Poseer una antigüedad mayor de 30 años. Esta antigüedad se determinará desde la fecha de fabricación, que en caso de desconocerse se tomará la de primera matriculación. En última instancia se recurrirá a la fecha en la que el tipo o variante se dejó de fabricar. • Que su tipo específico haya dejado de fabricarse. • Debe conservarse en su estado original, si haber sufrido ningún tipo de modificación, y siendo los recambios empleados originales o coetáneos, o que cumplan esas especificaciones.

La segunda forma es que el vehículo esté incluido en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español, declarado bien de interés cultural, o bien haya perteneció a alguna personalidad importante o participado en algún acontecimiento histórico relevante.

Por último, también es posible si es uno de los llamados vehículos de colección debido a su singularidad, escasez o por cualquier otra característica muy especial por la que sea justificable su consideración como vehículo histórico.

¿Qué trámites debo de realizar?

Si tu vehículo cumple algunos de los tres casos anteriores ya puedes plantearte qué trámites debes hacer. Llegamos a la parte más lenta y tediosa, ya que involucra a varias administraciones y profesionales, y que puede dilatarse en el tiempo desde un par de meses (con muchísima suerte) hasta unos cinco o seis.

1. Debes obtener un informe de la marca o de un club de automóviles clásicos que avale el interés de matricular tu coche como VH, además de afirmar en él que se encuentra en estado original y de recopilar las características técnicas del mismo. También es interesante que recoja las limitaciones de circulación del vehículo que se consideren oportunas, así como las pruebas de ITV de las debería estar exento o la frecuencia adecuada entre inspecciones. También sería ideal que consiguieras un ficha reducida de características técnicas, aunque también te la puede elaborar el laboratorio (lo veremos en el siguiente paso).

Para ello, antes de nada, lo mejor es que reúnas por tu cuenta toda la información que puedas, así como datos técnicos. Cualquier catálogo de la época, manual de taller o libro de despiece te será de gran utilidad. Dependiendo de lo raro que sea tu coche es posible que ni en el club (o incluso en el laboratorio) posean la información suficiente, o que tengas que pedir que corrijan los informes emitidos porque no se ajustan a la realidad.

Como decía, hay dos formas de obtener el informe que avale el interés histórico. La primera de ella es que te lo facilite la marca, pero normalmente suelen desentenderse, así que lo mejor es optar por el club de clásicos, pero no todos te valen, entre sus estatutos debe de aparecer su interés por la conservación y preservación de automóviles clásicos. Decirte que generalmente te obligarán a hacerte socio para facilitártelo, aunque también es posible que te cobren cierta cantidad: depende del club.

2. El siguiente paso, con el informe del club en una mano, y toda la información que tienes de tu coche en la otra, es acudir a un Laboratorio Oficial de Vehículos acreditado. Estos laboratorios puedes buscarlos en internet, o incluso en el club de clásicos sabrán de alguno, aunque generalmente suelen estar asociados a universidades.

El ingeniero o ingeniera revisará toda la documentación aportada y comprobará que todo es coherente y concuerda con el coche. También medirán las diferentes cotas del coche (anchura, batalla, voladizos…) y lo pesarán, tomando fotografías de todo, entre ellas una de cada lado del vehículo. Finalmente, emitirá un informe en el que se dará fe de la autenticidad del vehículo, además de recoger sus características técnicas, exenciones y condiciones técnicas que debe cumplir en las inspecciones periódicas, frecuencia de las mismas y posibles limitaciones que deberían imponerse a su circulación.

Es aconsejable que revises el informe del laboratorio de arriba a abajo, comprobando que todo concuerda, ya que es el más importante y el que se tomará como base en la ITV. Si consideras oportuno añadir algo, modificar o hacer una consideración pídelo.

3. Con el informe del laboratorio deberás solicitar la catalogación como vehículo histórico en el órgano competente de tu Comunidad Autónoma. Transcurrido un mes aproximadamente emitirá la resolución final (suelen enviarte una carta).

4. A continuación debes pasar una inspección técnica no ordinaria previa a la matriculación en una estación ITV. En caso de ser favorable se emitirá la nueva tarjeta ITV con la fecha de fabricación, así como de las limitaciones de circulación y las exenciones en cuanto a condiciones técnicas.

5. Por fin llegamos al final, tan solo te queda acudir a tu Jefatura u Oficina de Tráfico para solicitar el permiso de circulación, aportando toda la documentación aquí abajo listada. Además, debes acudir presencialmente (el trámite para delegar es aún más engorroso), y pedir cita previa. El permiso de circulación será idéntico al ordinario, pero con una franja amarilla, y él consta la matrícula histórica asignada. A partir de este momento podrás circular o con las matrículas históricas, o con las anteriores, colocando en la parte trasera un distintivo circular amarillo de 12 cm con la inscripción en negro de “VH”.

La documentación que debes presentar en la DGT es la siguiente:

Solicitud rellena en impreso oficial de “Trámites de Vehículos”, que puedes descargar en propia web de la DGT.

Identificación del dueño (DNI, permiso de conducción o pasaporte en el caso de persona física, o tarjeta de identificación fiscal más identificación y acreditación del representante, en el caso de persona jurídica).

Justificante de paso de las tasas de matriculación (tasa 1.1 para vehículos, que tiene un coste de 97,80 €, o la tasa 1.2 para ciclomotores, que es de 27,80 €). Puedes pagar la tasa directamente en la oficina cuando vayas a solicitar el permiso de circulación, pero siempre con tarjeta de crédito o débito, nunca en metálico.

Documentación del vehículo, lo que incluye la tarjeta ITV como histórico, cuatro fotografías en color (frontal, ambos laterales y trasera), permiso de circulación y tarjeta ITV antigua (original y fotocopia) o documentación extranjera (de nuevo, original y fotocopia), así como la resolución del órgano competente de tu Comunidad Autónoma donde se cataloga como VH.

Acreditación de la propiedad del vehículo, bien mediante el permiso de circulación anterior (si ya era tu coche), el contrato de compraventa, una factura o algún tipo de documento notarial.

Justificante del pago de impuestos o de exención, como el Impuesto de Circulación o el Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte si el vehículo no ha estado matriculado antes en España.

Documento Único Administrativo (DUA), expedido por la Aduana en caso de que se trate de un vehículo importado procedente de terceros países.

¿Cuánto me va a costar?

Esta es una de las preguntas claves, aunque el precio puede variar en función de muchos factores. Por un lado lo que te cobre el club de clásicos y el laboratorio, costes que no están regulados, a esto se suma que los trámites de ITV y la catalogación como vehículo histórico por la comunidad, que varían en función de la comunidad autónoma en la que residas. Sin embargo el coste medio puede estimarse entre unos 500 – 800 €. De forma más desglosada:

• Informe del club de automóviles clásicos: 60 – 100 € como inscripción • Informe del laboratorio: 200 – 350 € • Tasas autonómicas como catalogación de VH: 50 € • Inspección ITV: 50 € • Tasas DGT permiso de circulación: 100 €

Como se ha dicho, estos precios son de forma aproximada. A ello tendrás que sumarle la enorme cantidad de tiempo que tendrás que emplear, buscando información y yendo de un lado para otro, casi repetir trámites… toda una odisea burocrática.

¿Qué ventajas e inconvenientes conlleva?

Al final, decidirte o no por la matriculación como vehículo histórico es una cuestión de pros y contras. La gran ventaja que presenta es que desde el año 2007, cuando se importa un vehículo procedente de la UE sin contraseña de homologación es necesario hacerle una nueva, lo que implica que dicho vehículo debe de superar unos estándares o requisitos actuales que no va a cumplir, como los relativos a emisiones. Así, mediante la matriculación como VE queda exento de cumplir varios requisitos, permitiendo su circulación de forma legal al poder ser matriculado.

La otra ventaja es relativa a la ITV, ya que se aumenta el intervalo de 3 a 5 años, en lugar de ser anual, además de estar exento de algunas pruebas, como las de emisiones, suspensión o alumbrado, según se haya dictaminado.

La última ventaja es más difícil de cuantificar, pero en general, en el mercado de segunda mano los vehículos matriculados como históricos tienen un valor algo superior, ya que les aporta algo más de caché, además de certificar en cierto modo su originalidad y autenticidad.

Sobre las desventajas, podemos citar por un lado el coste que conlleva todo este proceso (400 – 800 €), además de lo enredoso, tedioso y lento de llevarlo a cabo.

Las principales ventajas son el poder importar coches de la U.E. sin contraseña de homologación además de alargar el intervalo entre ITVs. Por el contrario, el precio del Impuesto de Circulación y del seguro sigue siendo el mismo, no influye.

Por último, me gustaría desmentir ciertos mitos. Por un lado, sobre la exención del Impuesto de Circulación nada influye que esté matriculado como VH, esta es una decisión de cada ayuntamiento. Así, por lo general, para vehículos con una antigüedad superior a 25 o 30 años suelen realizar dicha exención, indiferentemente de cómo estén matriculados (generalmente debes solicitarla, no se aplica automáticamente). Por otro, los seguros para clásicos, notablemente más económicos, también son aplicables a coches matriculados como VH y no. La clave de estos seguros, además de exigir una antigüedad de unos 25 años, es una cláusula en la que se aseguran que no se recorra más de un determinado número de kilómetros anuales (sobre unos 5.000 km), ya que teóricamente el coche se va a usar para acudir a concentraciones, rallies de regularidad o eventos similares.

Añadir que en principio un vehículo matriculado como histórico puede circular normalmente, acorde a las reglas y leyes del Código de Circulación. Esto quiere decir que, por ejemplo, si tu coche no supera los 60 km/h no puedes circular por autopistas ni autovías. Sin embargo, en el caso de no superar los 80 km/h, la DGT se reserva el derecho a prohibir su circulación en determinadas fechas y vías. Además, si tu vehículo no dispone de los sistemas de alumbrado y señalización exigidos (por sus características y año de fabricación) no podrá circular de noche ni en las circunstancias que se requiera su uso.

Más artículos sobre clásicos, mecánica y segunda mano:

- Cómo poner a punto un coche en 10 pasos y hacer que vuelva a funcionar como el primer día - 10 coches actuales que serán futuros clásicos - Guía para comprar un coche de segunda mano con más de 10 años - ¿Por qué los motores pierden potencia con el tiempo y los kilómetros? Conoce a los culpables, y aprende a luchar contra ellos.