CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Cascos históricos: Álex Soler-Roig

Àlex Garcia | 10 May 2016
Álex Soler-Roig
Álex Soler-Roig

Álex Soler-Roig es uno de los pilotos españoles de Fórmula 1 menos recordados a lo largo de la historia del automovilismo. El piloto barcelonés llegó a competir para tres equipos oficiales en una época donde solo los mejores llegaban a hacerlo y aunque sus resultados nunca llegaron a estar a la altura de las circunstancias por varios motivos a menudo ajenos a su control, siempre tuvo el respeto de sus rivales. Fuera de la Fórmula 1, obtuvo grandes resultados.

Hubo una época en la que los cascos eran poco más que protectores, meras medidas de seguridad, con lo que los pilotos raramente encontraban motivo para decorarlos. Eso fue común hasta los años 50, cuando empezaron a aparecer algunos primeros colores. Algunos pilotos empezaron a tener preferencias por ciertos colores en lugar del habitual blanco o en menor medida el negro.

A principios de los años 60 empezaron a aparecer los primeros diseños reales, combinando varios colores o motivos para dar más personalidad a lo que se estaba convirtiendo en una seña de identidad de cada participante en el mundo de las carreras. Pero aún así, no todos los pilotos optaron por sofisticarse de esta forma. Algunos, incluso lo dejaron completamente de lado.

Uno de los casos más claros -y probablemente el último- es el de Álex Soler-Roig, que empezó a competir a una edad algo más avanzada que sus compañeros de la época. De esta forma, tenía más de 30 años cuando empezó a competir en coches, más de 35 cuando empezó a competir en Fórmula 2 y la friolera de 38 años cuando realizó su debut en la Fórmula 1 con Lotus, en 1970.

Para Soler-Roig, el casco era simplemente una forma de protegerse y de esta forma, mantuvo el diseño del mismo completamente vacío, usando solo el color blanco. Sin más. Puede que la edad le hiciera tener esa mentalidad. El diseño había sido así cuando empezó a competir en el mundo de las dos ruedas en la década de los años 50 y se había mantenido en los años 60 tras su paso al automovilismo, aún con cascos abiertos.

Sorprende que el casco integral, que tantos cambios en las decoraciones de los pilotos de la época trajo, se mantuviera en color blanco inmaculado. Pero en cualquier caso y de forma casi irónica, eso acabó resultando en su propia seña de identidad. Mientras los demás pilotos empezaban a lucir colores, Soler-Roig llevaba un casco completamente blanco con un solo logo de la Escudería Nacional CS.

No hubo ningún cambio real en el casco de Álex Soler-Roig, aunque en ocasiones lució los logos de "CS" en los laterales del casco. Por lo demás, mantuvo el color blanco durante toda su carrera deportiva, siendo el último piloto de perfil alto en usar un casco sin un diseño particular. Un "rara avis" dentro de una época donde el automovilismo empezaba a volverse más público y más comercial.

7
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor Competición | Cascos Históricos