Así mandan Overdrive e Imperial Toyota sus Toyota Hilux para el Dakar 2018

 |  @eloy_eg  | 

De primeras pensé que era una broma. Luego recordé el aspecto de los Peugeot de Carlos Sainz o Sébastien Loeb tras algunos de sus accidentes en las últimas ediciones del Dakar. Pero he de reconocer que cuando vi las siguientes fotos de cómo se transportan los Toyota Hilux de Imperial Toyota y Overdrive a Sudamérica para el Dakar 2018 pensé más en el transporte de electrodomésticos que en el de un vehículo de competición todo terreno.

Como si de un monoplaza de Fórmula 1 se tratase, los Hilux se envían a Sudamérica y por partes, desprovistos de la característica parte trasera de cualquier pick up. Y es ahí donde queda claro que en la categoría reina T1 hablamos de auténticos prototipos que tan sólo recuerdan vagamente a sus homólogos de calle. Además han preferido realizar el traslado por avión tanto para ganar tiempo como por tormentas en la costa de Sudáfrica, donde se montan la mayoría de coches oficiales (el resto procede de Overdrive, en Bélgica).

Las imágenes difundidas por un miembro de Overdrive en Twitter nos permiten además conocer la decoración de uno de los participantes más famosos de este Dakar 2018, André Villas-Boas, que además contará con patrocinio de Turismo de Portugal.

Lee a continuación: Peugeot presenta los colores que llevará su 3008 DKR en el adiós al Dakar

  • Txesz

    Plástico envolviendo plástico... Bueno, vale, fibra.

    Es algo que a mí no me gusta de los rallys TT, que aquella época en la que incluso muchos T3 punteros seguían usando el chasis del modelo de calle.

    Bueno, para qué ir tan lejos: el Navara T1 de Blazquez preparado por Tot Curses conservaba hasta las puertas originales. Simplemente eliminaban todos los revestimientos de plastico. Era tan resistente como la de fibra, ajustaba mejor y pesaba menos.