Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

2 MIN

Aunque hay nuevos dueños, los viejos clientes no quieren regresar

Tal parece que el cambio de propietarios de la Fórmula 1 no ha modificado la opinión de grandes marcas que alguna vez participaron en la categoría. En pocos días, representantes de Ford, Toyota y BMW salieron de inmediato a desmentir a muchos medios que especularon acerca del posible retorno de tales fabricantes. También Volkswagen se unió al club de los que miran hacia otra parte cuando le hablan de Fórmula 1.

Las experiencias previas de las escuderías Jaguar Racing, Toyota Racing y BMW Sauber; resultaron contraproducentes en una época cuando la Fórmula 1 se sustentaba sobre motores convencionales. Ahora que lo hace sobre una complicada y costosa tecnología híbrida, donde Mercedes ha ejercido un dominio absoluto, no debe resultar un negocio muy atractivo. Ford argumenta que su programa de competición se enfoca en sus coches de producción, como el GT y el Mustang, en BMW prefieren orientarse hacia la Fórmula E, Toyota se desvinculó totalmente de la Fórmula 1 tras exhibir los mayores presupuestos y no obtener ninguna victoria.

En cuanto a Volkswagen, incluyendo al grupo de marcas filiales del Grupo VAG, la situación es más compleja pues, aunque tienen los recursos para afrontar el desafío de la Fórmula 1, la compañía matriz todavía permanece sumergida en el escándalo por adulterar sus datos sobre las emisiones de sus coches; aunque no se descarta que, a partir de 2021, ingresen a través de la marca Bentley. La cuestión sería esperar por "pequeños e insignificantes detalles" como los reglamentos técnicos, la gestión de Liberty Media, la economía mundial y el mercado automotor para esos años,

Vía | F1i