Carlos Sainz y Cyril Despres los encargados de despedir al Peugeot 2008 DKR16

 |  @fernischumi  | 

Cuatro meses para una nueva edición del Dakar y los equipos ya están afrontando al 100% la preparación de sus monturas y el cierre de sus plantillas de pilotos. Si prácticamente nadie esperaba el golpe sobre la mesa dado por Toyota GAZOO Racing South Africa con la presentación de su nueva Hilux V8 4x2 y el anuncio del fichaje de Nasser Al-Attiyah, algo más previsible sí parece el relevo en Peugeot Sport, la cual se espera que cambie los 2008 DKR16 por una evolución de su actual buggy ya con la silueta del 3008, pero esto es algo que por el momento no está confirmado y podría haber un cambio de planes.

Hasta entonces (se espera que se muestre el nuevo buggy en el Salón de Paris, el próximo 29 de septiembre, compartiendo protagonismo con el Citroën C3 WRC), a los equipos les queda un intenso trabajo de test y pocas posibilidades de probar en competición las últimas especificaciones antes de empaquetar y preparar todo para ser enviado por barco o avión en el caso de los más pudientes hacía Sudamérica, donde se realizará el shakedown previo al inicio de la prueba en Asunción, Paraguay.

Por fechas, tan sólo quedaría el Rallye du Maroc, del 1 al 7 de octubre, prueba que el año pasado disputaron Carlos Sainz con el DKR16 y Sébastien Loeb con el DKR15+ (era su debut en la disciplina con Daniel Elena a la derecha) y que en esta ocasión el alsaciano no podrá disputar debido a la coincidencia con la cita letona del Mundial de RallyCross. Sí se espera que estén Carlos Sainz y Cyril Despres, y aunque no se sabe si estrenarán estética de 3008, sí que parece que montarán la evolución de la suspensión delantera, la cual se espera que aplaque el hundimiento que sufre el buggy de la firma del león en las frenadas fuertes. Sea finalmente 3008 o simplemente 2008 DKR17, será una revolución menor que la que vimos este pasado enero.

Lee a continuación: Nico Rosberg gana una carrera loca en Spa-Francorchamps