Carlos Sainz y Lucas Cruz llegan a meta remolcados y con seis horas perdidas

 |  @fernischumi  | 

Ya habíamos dejado entrever que Peugeot trataría de hacer llegar el 2008 DKR16 de Carlos Sainz y Lucas Cruz al vivac por todos los medios posibles a pesar de que el manager del piloto llegó a confirmar en un primer momento su abandono. Así ha sido, y tras ser remolcado por un camión de asistencia, ha llegado al final de la especial con 6 horas y 3,03 minutos perdidos sin saber todavía si estará en condiciones de reparar y poder partir mañana hacía la undécima etapa. Por delante otros 300 kilómetros de enlace por hacer antes de llegar a las manos de los mecánicos de Peugeot Sport.

Una pena ya que Sainz todavía estaba en condiciones de luchar por la conquista de su segundo Dakar a pesar de haber perdido mucho tiempo durante el día de hoy en cuestión de navegación. Los problemas mecánicos (al parecer el fallo en uno de los anclajes entre la caja de cambios y el motor) les impedía finalizar la especial y obligaba a Peugeot a enviar a la zona del kilómetro 213 a la asistencia. Ahora el equipo evaluará los daños en cuanto llegue el coche y entonces se tomará la decisión de continuar o no en carrera, ya con 5 horas y 56 minutos perdidas y con la sensación de que estaban siendo el Peugeot más rápido después de una primera semana en la que también les acosaron los problemas a la pareja española.

Actualización: Juanjo Lacalle ha confirmado ahora mismo (1:06 am en España) que Sainz y Lucas se encuentran a 100 kilómetros del vivac y que todavía no saben si podrán continuar mañana.

Lee a continuación: Los comisarios deciden no sancionar a Stéphane Peterhansel