CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

2 MIN

Eyvind Brynildsen enseña a volar a sus 'hermanos mayores'

Iván Fernández | 16 Feb 2016
153800_Brynildsen02SWE16cm304
153800_Brynildsen02SWE16cm304

Se ha convertido en el mayor evento del Rally de Suecia, Denominado Colin’s Crest en honor al desaparecido Colin McRae, todos los años los ojos permanecen atentos a si el record de salto de longitud es superado o si deberá esperar un año más. En 2015, Thierry Neuville fijaba una marca de 44 metros de vuelo sin alas que parecían imbatibles en una edición con tan poca nieve. Sin embargo Eyvind Brynildsen y el Ford Fiesta R5 Evo de M-Sport le quisieron llevar la contraria.

Primero sería Kris Meeke el que en la primera pasada por el tramo de Vargåsen se acercaba a los 44m del belga de Hyundai, quedándose a un solo metro de igualar el record. Thierry Neuville no estaba dispuesto a que se lo arrebataran y en el segundo paso por la especial dejaba las cosas claras al igualar sus 44m con el nuevo i20 WRC. Sin bancos de nieve en los laterales de la pista, la superficie sobre la que aterrizar era mayor y Brynildsen decidía lanzarse a probar suerte con un coche menos potente y con menos aerodinámica que los World Rally Cars. Un metro más que Neuville y el asombro de todo el mundo al ver un R5 volar más que los actores principales del Mundial.

Los cinco mejores saltos de 2015:

En Diariomotor Competición:

7 formas de ver a los WRC volar en el Colin's Crest