Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

3 MIN

Patrick Neve también nos ha dejado

El día de ayer, el ex piloto de 67 años fue hallado sin vida en su residencia de Bélgica, apenas tres días después de la desaparición física de John Surtees. Nacido en Lieja, cerca del circuito de Spa-Francorchamps, Patrick Neve desde muy joven se dedicó al automovilismo. Tiene entre sus registros particulares ser el primer piloto del equipo Williams Grand Prix Engineering Limited, cuando se presentó a correr en el Gran Premio de Francia en la temporada 1977 al volante de un March 761 inscrito por Frank Williams.

Con mucha voluntad y poco dinero, Neve recaló en la escuela de pilotos de Jim Russell donde tuvo que trabajar para pagar sus lecciones y luego de graduado decidió permanecer allí para convertirse en instructor. En 1974 ganó el campeonato local de Fórmula Ford y al año siguiente terminó cuarto en la Fórmula 3, donde destacó su actuación en el Gran Premio de Mónaco. Su reputación le llevó a realizar algunas pruebas y es en 1976, cuando fue invitado a correr en la Fórmula 1, en el Gran Premio de Bélgica, allí pudo consignar sus ahorros para asegurar el volante de un Brabham BT44B del equipo RAM Racing.

Luego de esa única actuación con el equipo RAM, en la cual abandonó, fue invitado por la escudería Ensign para correr en Francia un N176, terminando la carrera en el lugar 18. Es en 1977 cuando le llegó la oportunidad de competir durante una temporada completa cuando firmó un contrato con Frank Williams, quien para ese entonces utilizaba los chasis March 761 y los motores Cosworth, al igual que muchos otros equipos. Neve apenas alcanzó un séptimo lugar como mejor resultado, en el Gran Premio de Monza, y al finalizar la temporada fue dejado en libertad. En 1978 se presentó a correr en Bélgica con un March 781S Cosworth pero no pudo clasificar. Tras salir de la Fórmula 1 se concentró en otras categorías como la Fórmula 2, el campeonato Procar y hasta incursionó en par de ocasiones en las 24 Horas de Le Mans, en 1980 y 1981, pero no pudo concluir ninguna de ellas.

Se fue uno de esos pilotos que compitieron en una época dorada de la Fórmula 1, donde era muy complicado sobresalir e incluso sobrevivir. Donde 40 pilotos se inscribían y apenas 24 tomaban la salida. Neve cumplió su sueño de ascender aún con la certeza de realizar muchos sacrificios y de estar a la sombra de la referencia belga Jacky Ickx. Pero de igual forma su nombre permanecerá asociado a la historia de Williams Grand Prix Engineering, la escudería de las constantes resurrecciones.