Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Monoplazas
Logo Icon

5 MIN

Àlex Palou, a por el título de la Super Fórmula: "Vamos a por la victoria y tenemos el mejor ritmo"

No es ninguna exageración decir que Àlex Palou opta mañana a firmar una de las mayores hazañas del automovilismo español en el mundo de los monoplazas. Históricamente hablando, nuestros pilotos han rendido muy bien en multitud de disciplinas pero en lo que respecta a los monoplazas, los dos nombres más destacados tienen que ser sin duda Fernando Alonso con sus dos títulos de campeón del mundo de Fórmula 1 y Pedro de la Rosa, que se llevó el título de la Fórmula Nippon en 1997. Precisamente el certamen heredero de este último, la Super Fórmula, es donde Palou podría llevarse mañana el título. El piloto catalán parte desde la pole position y no depende de nadie más para optar a la corona. Si gana la carrera, será campeón independientemente de lo que hagan sus rivales. A partir de ahí, los puestos de podio mantienen ciertas opciones de obtener su objetivo aunque poco a poco se irían complicando. Tras su tercera pole de la temporada en siete carreras (es el único piloto en repetir como poleman), en Diariomotor Competición hemos querido saber cómo se siente ante el desafío de mañana.

Palou llegaba a Suzuka con 25 puntos por 29 de Yamamoto aunque después de la pole position de esta mañana, ya son 26 puntos contra 29. El español está encantado hasta el momento, sobre todo por la confianza que tiene en su coche y en el equipo: "Estoy contentísimo. Sabía que venía a Suzuka con mucha confianza porque sabiendo lo bien que había ido el coche en la primera carrera y con más experiencia y confianza, me veía bien", explicó. Las buenas sensaciones se confirmaron el sábado por la mañana por primera vez real, después de una jornada extraña el viernes por la presencia de una fortísima lluvia: "Esta mañana en los libres ya fuimos muy rápidos; cuartos con neumáticos viejos. Muchos de los pilotos punteros no pasaron a Q3 en Okayama y tenían más neumáticos blandos nuevos disponibles", clarificó al respecto de las distintas estrategias en los libres de sus rivales.

Esto le daba aún más confianza a Palou para optar a grandes cosas en la sesión clasificatoria. Cuando llegó el momento de sacar la máxima velocidad, todos los elementos funcionaron bien en primera instancia aunque en la Q2 Palou y Nakajima Racing tuvieron un breve momento de duda: "En la Q1 hemos ido muy bien pero luego en Q2 lo hemos pasado un poco mal, sin encontrar el 'feeling' y con una diferencia muy grande", reconocía el piloto al hablar sobre lo lejos que estaba de los hombres de cabeza. Aún así, logró meterse entre los ocho primeros que tienen derecho a pasar a la Q3 y pelear por la pole position. Al final, la clave tuvo que ser un punto de audacia a la hora de preparar el coche: "Nos la hemos jugado con los reglajes para la Q3 y nos ha salido muy bien", declaró. Fue el único piloto en bajar del 1:36 en lo que llevamos de fin de semana.

Aún así, Palou sigue pensando que lo podría haber hecho incluso mejor: "La vuelta fue buena pero no perfecta, aunque sí suficiente para tener esta tercera pole del año que sabe muy bien", reconoció. Para él, ser el único piloto en sumar más de una pole y sacar un total de tres en diez sesiones clasificatorias es importante: "Con solo siete carreras, hacer tres poles es muy difícil", aseveró. Pero lo importante llega mañana y Palou se siente preparado: "Estoy muy contento, muy confiado y sobre todo muy motivado. Mañana puede ser un gran día para nosotros y lo bueno es que no tenemos que preocuparnos de nadie más que nosotros mismos", recordó. En efecto, una victoria es suficiente para ser campeón independientemente de lo que hagan Naoki Yamamoto y Nick Cassidy, sus rivales en la lucha por el título, quinto y sexto en parrilla respectivamente.

De esta forma, el objetivo está más que claro: "Lo que tenemos que hacer es ganar y si lo logramos, nos llevamos el campeonato. No tenemos que estar pensando en cálculos de puntos según posiciones de otros", recalcó en referencia a esa situación habitual en las luchas por los títulos en las que los pilotos tienen que pensar en su situación en el campeonato según lo que hagan los rivales y los puntos que sume cada uno... pero en esta ocasión es todo más simple: "Si ganamos, ganamos y ya está". Eso sí, aunque no se llevara la victoria Palou, seguiría habiendo opciones aunque ahí sí que habría que ver cómo terminan Yamamoto y Cassidy: "Todo lo que no sea ganar, sí que habría opciones pero nunca sería ideal". La conclusión final es la única posible, la de ir a ganar: "Vamos a por la victoria, salimos desde la mejor posición posible y tenemos el mejor ritmo de todos así que esperemos que sea una carrera tranquila para nosotros, salir bien y escaparnos. Así podremos modular nosotros el ritmo de la carrera". Mañana, Àlex Palou tiene una cita con el destino. A las 6 de la mañana comienza la última carrera del año. ¡No os la perdáis!

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable