CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

Alex Riberas, campeón dentro de la pista y fuera de ella

Víctor Forner | 18 Nov 2020
alex-riberas-nz
alex-riberas-nz

Esta temporada 2020, Alex Riberas ha disputado el campeonato de resistencia de Nueva Zelanda, después de que su programa inicial en el IMSA se viera afectado por la crisis sanitaria del Coronavirus. Siendo el país oceánico uno de los mejores del mundo en cuanto a número de casos, el piloto español ha estado viviendo allí y junto a su equipo, The Heart of Racing, comenzaron un proyecto desde cero para disputar el campeonato nacional de resistencia, con un Aston Martin Vantage GT3 y junto a la estrella local de Drifting, Darren Kelly. Un proceso complicado pero motivado por la situación del país, como nos cuenta el propio Riberas.

Estoy muy contento y muy orgulloso de toda la gente que está ahora mismo participando en todo lo relacionado con The Heart of Racing. Aquí en Nueva Zelanda decidimos iniciar un proyecto nuevo de la nada después de la situación con el Coronavirus. Actualmente es quizás el mejor país del mundo con muy pocos casos y una vida casi normal, así que el hecho de quedarnos aquí y empezar un equipo completamente nuevo fue un proyecto muy importante para nosotros.

Teniendo un debut soñado, consiguiendo la victoria en la primera carrera de la temporada, Riberas y Kelly han sido los principales dominadores del campeonato. Un campeonato dividido entre las rondas de la isla del sur y de la isla del norte, con una final disputada en Highlands. El equipo The Heart of Racing ganó dos carreras y consiguió un segundo puesto en las tres pruebas disputadas en la isla del sur, para proclamarse campeones. En la isla del norte no tuvieron tanta suerte y con dos carreras con algunos problemas donde fueron terceros, se les escapó el título.

Riberas y Kelly se proclamaron campeones absolutos

Pero tanto Riberas como Kelly se rehicieron para la ronda final en Highlands, consiguiendo una aplastante victoria por casi 40 segundos tras tres horas de carrera. El piloto español consiguió la pole y tras dominar de principio a fin, acabó marcando la vuelta rápida de la carrera que es además el récord del circuito. Pero el triunfo en el campeonato neozelandés de resistencia no es el único que ha conseguido Riberas y el equipo The Heart of Racing este año. Continuando con sus labores benéficas, se unieron a la fundación Starship para recaudar fondos para un hospital de niños, una victoria que vale tanto como las conseguidas en la pista.

También es muy importante el vínculo que hemos generado con el hospital de niños pequeños Starship. Fue algo muy especial y donde nos hemos volcado para intentar llegar a ese millón de dólares que nos hemos establecido como objetivo. Ya llevamos casi 300.000$ recaudados y esperemos que a lo largo de 2021 podamos llegar a esa cifra que vamos a donar a la fundación Starship. Este es quizás el logro del que me siento más orgulloso. El futuro ahora mismo es incierto, estamos evaluando que podemos hacer con las condiciones que se presentan, no hay nada confirmado para el año que viene todavía. Vamos a disfrutar primero de este campeonato, el primero que logra The Heart of Racing como organización y si seguimos trabajando así, será el primero de muchos.

La situación actual hace que cualquier plan de futuro pueda truncarse en un abrir y cerrar de ojos. Aun así, y con la dedicación y la pasión con la que trabajan todos los integrantes de The Heart of Racing, seguro que consiguen todo lo que se proponen. Felicidades Alex por tus logros tanto dentro como fuera de la pista.