Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

2 MIN

Alexander Albon todavía aprende a lidiar con la fama

Alexander Albon admite que a estas alturas no ha asimilado la fama y la popularidad que ha surgido en el continente asiático a raíz de su llegada a la Fórmula 1. Según su opinión, no ha sido fácil aceptar el cambio, de pasar inadvertido entre la multitud a convertirse en una celebridad, situación que se acentuó al correr para Red Bull Racing, escudería que posee una fuerte presencia mediática en el mundo.

Tailandia no tenía un piloto en la Fórmula 1 desde que el Príncipe Bira corrió en 1954, época en la cual los medios de comunicación eran muy rudimentarios comparados con los de ahora. En este caso, Albon indica que su presencia en la Fórmula 1 ha llamado la atención, tanto en Tailandia como en toda Asia, situación que le ha agregado cierta presión a su desempeño porque se han generado muchas expectativas en torno a lo que hace o dice.

Aprovechó la ocasión para indicar que su llegada a la Fórmula 1 no resultó sencilla, por tal razón señala que si bien puede llegar a ser un ejemplo para niños y jóvenes que aspiran a convertirse en pilotos profesionales, les aclara que dedicarse a correr requiere de sacrificios y no solamente en el aspecto económico sino también en el hecho de estar dispuestos a alejarse de sus familiares para radicarse en Europa.

Añadió que Tailandia cuenta con el potencial suficiente para consolidar proyectos asociados a la Fórmula 1, allí existen circuitos y entusiasmo para practicar el automovilismo y eso se puede constatar al observar la cantidad de pilotos asiáticos en las categorías de promoción. Sin embargo, tal como indicó, no basta con ser un piloto destacado en Tailandia cuando los campeonatos juveniles más reconocidos se disputan en Europa.

En palabras de Alexander Albon:

He estado en Tailandia muchas veces este año y cada vez que voy es más grande la fama, incluso en Asia en general. Mi presencia ha hecho que más tailandeses se interesen en participar en la Fórmula 1, es un deporte muy, muy emocionante y tenemos las formas de hacerlo. Aunque cuando la competencia permanece en un continente, es difícil que los pilotos vengan de otro lado. Allí está el caso, no hay un piloto tailandés en los Estados Unidos en este momento.

Vía | GPToday

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable