Antonio García es tricampeón de GT’s sufriendo en Petit Le Mans

 | 

En una maniobra ya habitual, el Weathertech Sportscar Championship cerró el telón de 2018 en Road Atlanta con la disputa del Petit Le Mans. La carrera de cierre de la American Le Mans Series y germen de la introducción de mayores vehículos europeos en Estados Unidos mantuvo la tensión de sus tres campeonatos hasta el final, aunque ningún líder cedió sus trofeos. Eric Curran y Felipe Nasr dieron a Action Express su cuarto título en cinco años, Antonio García y Jan Magnussen ganaron por segundo año consecutivo en GT Le Mans y Madison Snow y Bryan Sellers consiguieron el primer trofeo de prestigio en Norteamérica para Lamborghini.

Pipo Derani tenía la pole position y partió bien frente a los veloces Mazda de Oliver Jarvis y Jonathan Bomarito, que no tardaron en encimar al Nissan del Tequila Patrón ESM en la última carrera de la bebida alcohólica como patrocinador. Norman Nato perdía cinco puestos en el otro ESM y cedía ante los Penske de Ricky Taylor y Juan Pablo Montoya y los Action Express de Filipe Albuquerque y Felipe Nasr. Jarvis y Bomarito tuvieron un pequeño encontronazo entre doblados que les cambiaba las posiciones pero dejaba al estadounidense a dos segundos y medio del líder Derani.

Las categorías de GT tenían desarrollos interesantes en su comienzo. Antonio García y Earl Bamber se ponían al frente de GT Le Mans por delante del poleman John Edwards, ampliando así el madrileño sus sólidas opciones de título. Por su parte, Álvaro Parente adelantaba a Bryan Sellers en GT Daytona y planteaba un duelo interesante entre el Acura y el Lamborghini. Parente se fue a por el podio de Sheldon van der Linde mientras Tommy Milner ayudaba a García al rebasar al Ford de Richard Westbrook, principal rival del Corvette #3 por el título de GTLM.

Derani tardó apenas 25 minutos en pinchar un neumático sin un toque aparente de ningún rival y entró en boxes, siendo doblado de inmediato pero retomando la marcha sin más daños en su coche. Ricky Taylor se coló entre Bomarito y Jarvis después de la primera parada obligatoria, con Nasr tranquilo en la mitad del pelotón y CORE Autosport fallando con su clásica estrategia de permitirle el stint inicial a Jon Bennett. El gentleman driver quedaba doblado y dejaba el volante al tercer piloto, el siempre variado Romain Dumas.

García se detuvo bastante tarde con cierta comodidad en el Corvette y cedió el liderato en GTLM frente a los Porsche de Laurens Vanthoor y Patrick Pilet, que entraron en el pit lane con mucha antelación. El Lamborghini#48 hizo lo mismo en GTD: Sellers paró bastante pronto en el Lamborghini #48 y Madison Snow realizaba un undercut sobre toda la parrilla de GTD, incluyendo el Acura de Parente. Poco después de finalizar la primera hora y la primera ronda de detenciones, Montoya perdió el control del Acura #6 en la curva 3 e impactó de forma violenta contra el muro, dando paso a la primera bandera amarilla del evento.

Connor de Phillippi perdió una vuelta en boxes al cambiar el frontal de su BMW tras un toque con un Ford y no salir a tiempo del pit lane antes de que llegase el pelotón. Ricky Taylor se mantuvo en el Penske #7 y pasó en pits a los relevos de Mazda, Spencer Pigot y Tristan Nunez. Chaz Mostert y Westbrook no entraron durante la caution y se escaparon del líder virtual de GTLM en García, tampoco entraron varios coches de GTD (entre ellos el Acura de Parente, Katherine Legge y Trent Hindman). Snow sí entró y perdió puestos en la resalida con rivales de misma estrategia, condenando momentáneamente sus opciones en la igualada tercera categoría.

Dillon Machavern recibió el impacto de Frankie Montecalvo, a su vez chocado por los Action Express en un controvertido 4-wide en la recta de meta, e impactó con su BMW en el muro exterior para la segunda caution de la carrera, durante la cual Pigot perdió una rueda en el Mazda #55. Eric Curran tomó el volante de Nasr y se puso líder delante de los relevistas Hélio Castroneves y Jordan Taylor, perseguidos por un rápido Ryan Dalziel que adelantó a Taylor y presionó a Castroneves con el ESM #2. El brasileño y el escocés mantuvieron su presión rebasando a Curran para situarse primero y segundo.

Mikhail Goikhberg se fue a la grava de la curva 10 y forzó otra bandera amarilla, justo antes de la cual Curran se reenganchó a la estrategia adecuada al entrar en boxes y resalió delante de Castroneves y Dalziel, que empezó a ir lento con problemas de suspensión. El ESM #2 perdió diez vueltas en boxes y quedó descartado en la pelea por el triunfo, en manos de Castroneves después de una buena presión a Curran culminada con un adelantamiento al principio de la cuarta hora. Graham Rahal mantuvo el liderato del #7 hasta que Kyle Masson reventó su suspensión cerca de mitad de carrera, provocando otra caution.

Joey Hand se puso primero en GTLM al no parar entre cautions y adquirió una pequeña distancia sobre Vanthoor y los Corvette de Jan Magnussen y Oliver Gavin, situándose Magnussen detrás del sustituto Dirk Müller y batallando el Ford y el Chevrolet por el liderato de categoría. Ryan Briscoe hizo otro undercut y adelantó a Marcel Fässler, heredero del Corvette #3 de García y Magnussen, equilibrándose las estrategias de forma que Sébastien Bourdais y Scott Dixon tomaron las dos primeras posiciones con los Ford GT antes de que Masson dejase restos en la pista.

Madison Snow recuperó el terreno perdido entre las cautions de Machavern y Goikhberg y se situó líder en GTD, pasando a contener los ataques de los dos pilotos que le siguieron la estrategia, Christopher Mies y Jeroen Bleekemolen. El Lamborghini cambió su ritmo en el accidente de Goikhberg, cediendo el volante al tercer piloto Corey Lewis. Montecalvo fue rápidamente relegado del liderato por Bleekemolen, que llegó a adquirir un margen de más de 30 segundos sobre Van der Linde y dejó el hueco para que Ben Keating cumpliera su stint y perdiera la distancia adquirida.

Dixon y John Edwards no entraron en boxes y el de BMW fue consiguientemente adelantado por García, Gavin y Bamber en apenas seis curvas. El español rebasó a Dixon poco después y recuperó el liderato de GTLM, que también cogió parcialmente Miguel Molina alargando su detención en el Ferrari de Risi Competizione. Rahal realizó un stint muy sólido en el Penske #7, sacando un cómodo margen a los Mazda y al Cadillac de Wayne Taylor Racing hasta que se saltó las Esses en medio de un grupo de doblados y cedió el primer lugar a Nunez.

Vanthoor y Gavin tomaron el liderato en GTLM ante la indecisión de Westbrook y Magnussen, mientras que Trent Hindman sacaba muy buen ritmo del Acura #86 y rebasaba a Luca Stolz por la primera posición de GTD. No era suficiente para arrebatarles el título a Sellers y Snow, que se conformaban con cerrar el podio y gestionar su distancia de puntos. Patrick Pilet y Hand fueron más tarde a boxes y Fässler se permitió rodar a un ritmo más tranquilo con el #3 para no romper las opciones de García y Magnussen. Stolz le recuperó el primer lugar a Hindman poco después en el pit lane, manteniéndose Lewis a tres segundos del dúo de cabeza.

Rahal y Renger van der Zande adelantaron a Nunez con gomas más frescas pero los tres líderes se mantuvieron cerca hasta que el piloto de IndyCar se escapó y dejó un hueco gestionable a Castroneves. Hindman y Lewis cazaron a Stolz y establecieron una interesante lucha a tres bandas por la victoria en GTD, rebelándose Lewis cuando Stolz arrinconó a Hindman en la chicane. Molina se accidentó en la horquilla y generó una caution nefasta para los intereses españoles: García perdió el control del Corvette en la subida y chocó con el muro, yendo durante tres minutos al garaje para revisar posibles daños en el #3 a falta de dos y 40 minutos.

El accidente de García daba opciones de campeonato a Westbrook, pero necesitaba acabar primero o segundo y pasó al ataque de los Porsche de Bamber y Fréderic Makowiecki, líderes en GTLM. Jordan Taylor adquirió la primera posición en boxes y dejó atrás a Nasr, a Lucas di Grassi y Timo Bernhard, estos últimos invitados de Mazda y ESM respectivamente. Bamber dio un giro al campeonato de GTLM al llevarse por delante a Felipe Fraga, que trompeó con el Mercedes #71; el neozelandés se llevaría un drive-through y cedería el primer puesto a Makowiecki y el decisivo segundo a Westbrook, por entonces virtual campeón.

Patrick Long era el líder en GTD después de una parada veloz y un relevo sublime, sobreponiéndose el Porsche #58 a un pinchazo de Christina Nielsen en las primeras horas. Snow controló el campeonato desde la segunda posición en pelea con Daniel Serra pero tenía a cierta distancia a Legge, única rival por el certamen que además perdía tiempo en boxes cuando el Corvette #4 se puso en el pit stall de enfrente. Jordan Taylor mantuvo el liderato con neumático frío hasta que Albuquerque le adelantó en las Esses entre un grupo de doblados, recuperando Derani su puesto en el podio en una gran remontada frente a un conservador Nasr interesado en el campeonato absoluto.

Will Owen detuvo el Oreca #52 en la parte exterior de las Esses y forzó otra caution significativa en la última hora y media de carrera. Briscoe se puso primero en boxes e intentó fugarse sin éxito de Edwards, Nick Tandy y Milner, que se mantuvieron en menos de dos segundos. García intentó recuperar sus opciones de título al adelantar a Toni Vilander, heredero del coche dañado por Molina. Sellers, Serra, Townsend Bell y Parente disputaban el primer lugar en una lucha sin cuartel en GTD, con ambos candidatos al campeonato cerca antes de la última ronda de detenciones.

Edwards adelantó a Briscoe al comienzo de la última hora y forzaba el empate a puntos entre el Ford #67 y el Corvette #3 en el campeonato de GT Le Mans. El trompo de Jack Hawksworth no dio paso a caution alguna pero forzó a los GTLM a realizar sus últimas paradas, durante las cuales Tandy hizo el undercut y Milner adelantó a Westbrook para situar a García como campeón de nuevo. Briscoe relevó a Westbrook y empezó a ir muy lento, alejándose de Milner y del campeonato y formando un tapón a Edwards, Alexander Sims y Vanthoor.

Derani seguía en cabeza y controlaba por poco a Albuquerque y a Van der Zande, que le pasarían en los últimos 30 minutos. Los Mazda se descolgaron y Colin Braun buscaba el milagro frente al Action Express de Curran y Nasr, sólido durante toda la carrera. Briscoe se hundió en el stint definitivo y fue rebasado por Edwards, Sims y Vanthoor, dejándose las opciones de campeonato frente a García. Serra recuperó el primer puesto en GTD y Parente adelantó a Sellers de forma insuficiente, ya que requería que el Lamborghini quedase fuera del podio para optar al campeonato.

Nasr había parado de forma conservadora pero su lento ritmo daba opciones a Braun, cuarto clasificado con una parada pendiente igual que la mayoría de Prototipos. Acabó entrando Braun a falta de nueve minutos para el final, delante de Nasr pero a la espera de los demás Protos, que incluían una tensa lucha entre Albuquerque, Derani y Van der Zande. El holandés adelantó en la bajada hacia meta al brasileño y se fue a por el portugués. Derani entró a falta de tres minutos sin gasolina en su depósito y cedió la lucha por el triunfo para Albuquerque y Van der Zande.

Albuquerque se la jugó y se quedó sin combustible en la recta trasera, perdiendo la carrera y el podio en los últimos metros. Van der Zande consiguió la única victoria de Wayne Taylor Racing en 2018, seguido en el podio por los Mazda de Jarvis y Pigot. Albuquerque cruzó la meta cuarto, seguido de Ricky Taylor, Derani y Braun. Nasr llegó doblado justo detrás de Braun y obtuvo junto a Curran el título de Prototipos por tan solo tres puntos. Dalziel llegó a 10 vueltas en el ESM #2, Dane Cameron a 133 en el segundo Penske y Simon Trummer se detuvo en la subida de la primera curva al comienzo de la última vuelta.

Tandy y Pilet sumaron su segunda victoria del año en GTLM, por delante de Milner y Edwards. Briscoe finalizó quinto y sin opciones de arrebatarle el trofeo a García, campeón de GT por tercera ocasión y segunda consecutiva junto a Magnussen. Serra, Gunnar Jeanette y Cooper MacNeil vencieron en GTD a Parente y Legge, completando Sellers el podio para adjudicarse el merecido título junto a Snow. Tanto el Corvette #3 como el Lamborghini #48 obtuvieron ocho podios en su constante lucha en la zona alta de sus respectivos campeonatos (sin victorias para García y Magnussen) e intentarán reeditar sus campeonatos en 2019 a partir de las famosas 24 horas de Daytona de finales de enero.

Lee a continuación: Simona De Silvestro, Katherine Legge, Bia Figueiredo y Jackie Heinricher se unen en un equipo 100% femenino para Daytona

  • Ferran Pistola

    Menudo final más dramático. ME mantuve despierto hasta las 3. Grande Antonio García, para mi el 3er mejor pilotos español de la historia tras Sainz y Alonso.

  • angeluam

    Brutalmente asombroso, 10 horas de carrera y todo se decide en las ultimas curvas de la ultima vuelta, ojala y en Japon hubieramos tenido un final similar, pero ahí sabemos quien hara el 1-2 de cafa arrera desde abril