Aurus, el fabricante de la limusina de Vladimir Putin, muy cerca de debutar en competición

 |  @fernischumi  | 

Estamos a solo un día del «April fool’s day», por lo que todo lo que leáis a partir de ahora con tintes de ‘notición del año dentro del automovilismo’, tomadlo con cierta con cuarentena. Sin embargo, la noticia que os traemos hoy se ha adelantado algunos días al particular «Día de los inocentes» en el mundo anglosajón. Aurus, el fabricante de automóviles que se encarga de construir las limusinas para Vladimir Putin está muy cerca de presentar un nuevo proyecto de competición.

En una especie de teaser presentado durante esta semana, el fabricante ruso ha dejado entrever las formas de un prototipo de competición y ha prometido que tendríamos noticias muy pronto. Obviamente la relación directa parece pasar por un proyecto en LMP2, especialmente por que las formas que se dejan entrever entre sombras son las del ORECA 07 propulsado por los motores V8 Gibson.

Según RACER, las imágenes pertenecen a uno de los boxes del trazado de Paul Ricard, circuito en el que además de acoger los test conjuntos la próxima semana del WEC, también ha sido el escenario elegido por G-Drive para realizar unos test durante los últimos días del que casualmente no han trascendido imágenes y en el que se encontraban Roman Rusinov, Jean-Éric Vergne y Job van Uitert. Obviamente la relación directa de la empresa perteneciente a GazProm con el fabricante de limusinas ruso parece ser un buen nexo para dar explicación a dicho vídeo.

Curiosamente, durante el pasado Gran Premio de Rusia, el propio Vladimir Putin se puso al volante de la última creación de Aurus, bautizada como Senat, la limusina blindada que va a utilizar él mismo, para mostrarle las bondades al presidente egipcio Abdel Fattah el-Sisi del producto diseñado y fabricado en su país, su propio homólogo de la bestia estadounidense.

Lee a continuación: Bailey LMP2, el fallido prototipo africano para Le Mans