CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

Austin Dillon se anticipa a la lluvia para ganar en Michigan

Héctor Sagués | 12 Jun 2018
austin-dillon-daniel-hemric-nascar-xfinity-michigan-2018
austin-dillon-daniel-hemric-nascar-xfinity-michigan-2018

Las altas velocidades en NASCAR ven un protagonista particular en el óvalo de Michigan. El trazado de 2 millas es el más rápido del calendario más allá de Daytona y Talladega y alberga una ronda emocionante que vio la incógnita del clima, igual que en la Cup Series dominical. Y es que la lluvia aplazó el comienzo de la carrera en tres horas y acortó el final en la vuelta 91 de 125 por culpa de una tormenta que detuvo antes de tiempo un evento trepidante con mucha variedad que ganó Austin Dillon en pelea con un grupo de diez pilotos.

El sábado fue conflictivo en Michigan, con una lluvia muy copiosa que forzó la cancelación de la sesión de clasificación y del último entrenamiento de la Cup Series. Kyle Busch salía desde la pole position y se llevó consigo en su fuga a Elliott Sadler y a Christopher Bell, dos de los protagonistas principales del campeonato. Bell se fue al muro de la curva 3 pero no impactó de forma excesiva y apenas perdió un par de vueltas, reenganchándose al grupo y a las posibilidades en carrera. Busch cerró un ataque final de Cole Custer para ganar el primer segmento, seguido de John Hunter Nemechek, Ryan Reed, Custer y Brandon Jones.

Brandon Hightower y Alex Labbé se tocaron en la resalida del comienzo del segundo segmento, yéndose Caesar Bacarella y J.J. Yeley en otro toque intentando esquivarles. Alex Bowman y Kevin Harvick adelantaron a Paul Menard, ayudado Harvick por el empujón de Menard en el relanzamiento después del trompo de Ryan Sieg. Matt Mills se accidentó con un pinchazo a falta de cinco vueltas, generando una nueva caution que propició cambios en algunas posiciones. La mitad de pilotos pararon y los demás no, ganando Sadler el segundo segmento por delante de Ryan Truex, Ryan Reed, Matt Tifft y Kaz Grala.

Se mantuvo la amenaza de lluvia durante el resto del evento, con unas nubes cubiertas que se oscurecieron a medida que pasaban los giros. Bell trompeó una segunda vez en la curva 3, en esa ocasión por un empujón de John Hunter Nemechek, mientras Sadler y Custer se intentaban escapar en cabeza. Cindric chocó poco después con Tifft y Annett en la recta de meta en una maniobra confusa en línea recta, yendo hacia la hierba del apron; al mismo tiempo Sadler y Custer tuvieron un encontronazo en la misma recta y el líder del campeonato tocó el muro exterior.

Reed se puso líder a la espera de la lluvia e intentó irse de un pelotón hambriento. Austin Dillon y Daniel Hemric pasaron rápidamente a Reed en la recta de meta, asaltando Kyle Busch esa zona alta en remontada con estrategia ya adecuada. Hightower y Bacarella colisionaron con unos coches frágiles de zona baja que acabaron incendiados en el impacto. Dillon y Hemric resalieron bien y la lluvia llegó justo antes de finalizar la vuelta de resalida, propiciando la victoria del ex campeón de Xfinity y el doblete de Childress por delante de protagonistas como Custer, Reed, Menard y Kyle Busch.