ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

Cuando las carreras sustituyen a los salones del motor

Cuando llega el momento de una gran carrera – digamos un Gran Premio de Fórmula 1, unas 24 Horas de Le Mans, 24 Horas de Nürburgring, Indy 500 o similar – se consigue que miles y miles de aficionados confluyan hasta un mismo punto, un escenario atractivo para que una marca quiera exponer alguna de sus últimas novedades o avances tecnológicos. Es decir, lo que hasta no hace mucho se reservaría para un salón, como el ya desaparecido Salón de Ginebra.

Los salones aún tienen funciones clave, incluso con las facilidades de interacción actuales

El concepto de espectáculos del motor como nuevo concepto de salones no es nuevo, pues lleva produciéndose varios años y siempre ha ocurrido que alguna marca aproveche algún evento para mostrar un nuevo coche, de calle o de carreras. Ahora bien, en los últimos años, y aprovechando el cambio de paradigma con las nuevas tecnologías, el poder mostrarlo en eventos de difusión mundial está haciendo que los salones corran el peligro de volverse redundantes – si bien siguen teniendo grandes ventajas, como el poder tener a directivos, ingenieros y periodistas cara a cara.

En el caso de las 24 Horas de Le Mans 2024 se ha visto bien claro, con varios prototipos propulsados por hidrógeno – el Ligier JS2 RH2, el Foenix H2 de Solution F y el Alpine Alpenglow que debería haberse mostrado en acción en las 6 Horas de Spa-Francorchamps – rodando antes de que empiece la gran carrera. A estos se puede sumar el Toyota GR H2 Racing Concept mostrado tiempo atrás.

Las ventajas de tener el entorno adecuado

Saleen impresiona con su nuevo superdeportivo de hidrógeno, visión lateral.

A los ejemplos citados se puede, y se debe, sumar el Festival de Goodwood, donde pasado, presente y futuro del automóvil se unen en un espectáculo (con algo de competición, la contrarreloj de la subida) eminentemente británico. Tanto que se amolda al calendario de la Fórmula 1 para facilitar la presencia de los equipos de la categoría reina, situándose normalmente tras el Gran Premio de Inglaterra en Silverstone.

Son varios los motivos por los cuales estos escenarios son tan suculentos para las marcas, además de la obviedad de presentar novedades en eventos o campeonatos donde ya de por sí invierten grandes cantidades de dinero. A la afluencia de personas y la difusión a nivel mundial se le añade la posibilidad de tener grandes espacios más que adecuados para la promoción, así como el acomodamiento de VIP, periodistas invitados y demás.

Los salones seguirán con nosotros

Ahora bien, es más bien para casos de coches de competición – especialmente relacionados con el evento, como fue el del Mercedes AMG GT3 en las 24 Horas de Nürburgring de 2019 – que se usa esta fórmula. Para coches de calle, salones como el de París, Múnich, Tokio o Pekín siguen siendo la opción preferida por fabricantes de todo el mundo. En cierto sentido, tradiciones y nuevos entornos conviven y se complementan para las diferentes necesidades de marcas y fabricantes.

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

David Durán

David Durán desempeña la labor de redactor en el Equipo Editorial de Diariomotor.

Cargando...