Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Otros circuito
Logo Icon

4 MIN

Christopher Bell le birla otra victoria a Cole Custer

En la Xfinity Series los pilotos suelen ser muy combativos por exceso de fogosidad y atrevimiento, estrategias más usadas por aquellos de menor edad y mayor ímpetu para buscar la victoria al menor precio posible. Dover es un circuito de breve longitud y elevado peralte que no ayuda a la disputa de posiciones más allá de las resalidas y los pasos por el pit lane. Cole Custer tuvo cerca un triunfo fácil hasta que una parada en boxes menos rápida que la de sus rivales le hizo soltar el liderato y no recuperarlo en resalidas confusas; Christopher Bell sumó su segunda victoria en cuatro eventos y obtuvo los 100.000 dólares del último Dash 4 Cash.

Bell subió de cuarto a segundo en la salida al pasar por el exterior a Austin Cindric y a un Justin Allgaier con quien se llegó a tocar en los primeros metros. Noah Gragson salió atrás por realizar ajustes en su coche y se coló poco a poco en el top 15 a pesar de rozar el muro en un par de ocasiones. Cole Custer partió desde la pole position y gozaba de un margen cómodo que distribuyó sin problemas, dejando que Bell y Allgaier se le acercaran sin llegar a intimidarle en el primer segmento. Custer, Bell, Allgaier, Tyler Reddick y Cindric eran los ocupantes del top 5 inicial y Zane Smith era sexto en una buena actuación con el JR Motorsports intercambiable.

Brandon Jones pasó de octavo a quinto en boxes y Allgaier rebasó a Bell, adelantando Reddick a ambos para situarse segundo e intentar buscarles las cosquillas a Custer. El piloto de Stewart-Haas respondió dominando con mano de hierro el segundo segmento y dejando la acción para los pequeños toques de Justin Haley a Noah Gragson (que acabó con Haley en boxes) y dos separados de Ryan Sieg con Gray Gaulding y Brandon Brown. Custer ganó la segunda parte con tres segundos sobre Bell, que adelantó en las vueltas finales a Reddick; les siguieron Allgaier y Smith.

Custer, Bell, Allgaier y Reddick son los cuatro pilotos favoritos al título de la Xfinity Series y salieron juntos del pit lane, prometiendo mayor igualdad en la segunda mitad de carrera. No fue así y solo Bell pudo seguir al líder Custer, quedando los demás alejados y sin opciones. Jóvenes valores como Smith y Riley Herbst (Gibbs) andaban por un sólido top 10 con coches muy capaces y rodaban por delante de habituales de la categoría como John Hunter Nemechek, Chase Briscoe y Ross Chastain, dispuestos a demostrar su valía al volante. La calma se mantuvo hasta el último cuarto de carrera.

Nemechek hizo trompear a Kaz Grala en la pelea por la 12ª posición mientras doblaban a Matt Mills y la caution que siguió solventó todas las estrategias de gasolina de los equipos. Bell rebasó a Custer en el pit lane y un empujón de Allgaier ayudó al de Toyota en su consolidación del primer puesto, a la vez que Gragson pasó de disputar el 4º lugar a Reddick a caer más allá del top 10 y entrar en boxes con problemas de estabilidad en su Chevrolet. Allgaier y Custer vigilaron a Bell y no hubo tiempo para que nadie se escapase gracias a un trompo de Herbst cuando iba en paralelo con Chastain.

Allgaier se dio con la pared en la resalida a 20 vueltas del final y Reddick intentó pasarle, yéndose largo y perdiendo posición con Briscoe. Gaulding y Vinnie Miller chocaron poco después en otra bandera amarilla rápida que no cambió el orden de cabeza. Bell se impuso a Allgaier, Reddick y Custer, que realizó malas resalidas y reaccionó tarde con el mejor ritmo del día pero pudo adelantar a Briscoe y a Cindric al final. Nemechek y Smith colisionaron en la llegada a meta en la lucha por la octava posición, que se llevó el de GMS frente al de JR Motorsports.