CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

2 MIN

Corvette Racing todavía no asegura su participación en la clase GTD-Pro

Humberto Gutiérrez | 16 Jul 2021
corvette_racing_gtlm_imsa_nr_2021_21
corvette_racing_gtlm_imsa_nr_2021_21

Aunque desde Pratt & Miller Engineering han iniciado la fase de diseño de un Corvette con especificación GT3, el coche no estará listo antes de 2024 debido a que, por reglamento, debe basarse en un modelo de carretera, mismo que debe ser distinto al C8.R que actualmente participa en la clase GTLM. En tal sentido, la opción de comprometerse durante dos años con la clase GTD-Pro, con sus dos C8. R modificados luce cómo el único camino para que Corvette Racing siga en actividad en el Campeonato IMSA WeatherTech SportsCar.

La desaparición de la clase GTLM representó un balde de agua fría para Corvette porque el C8.R debutó en la temporada 2020, es decir está muy reciente como para pensar que General Motors aprobará la creación de otra generación solamente para competir en la IMSA. Lo que parece más lógico es quedarse en la GTD-pro, pero ni aún así hay garantía de concebir un GT3 debido a que se también se deben fabricar varias unidades para ser entregadas a equipos clientes, incluyendo elementos adicionales como los repuestos y el soporte técnico que se debe brindar.

A estas alturas es innegable que la IMSA diseñó la clase GTD-Pro pensando en llevar el rendimiento de ambos C8.R a niveles GT3, otra situación digna de analizar porque varios fabricantes interesados en unirse a tal división prefieren esperar a ver qué sucede más adelante porque obviamente el coche de Chevrolet luce sobrado. Tanto de la IMSA como desde Chevrolet existen muchas incertidumbres porque también está sobre la mesa abandonar el programa GT para unirse a los LMDh.

En palabras de Laura Wontrop Klauser, gerente del área deportiva de Chevrolet:

Evaluamos cuidadosamente el panorama y los posibles cambios futuros de la plataformas GT. Asumimos un gran compromiso financiero con el programa C8.R y desafortunadamente no estamos obteniendo los años que esperábamos para que retorne esa inversión. Cualquier decisión que tomemos para el futuro de Corvette Racing significará otro gran riesgo financiero. No queremos apresurarnos a tomar una decisión costosa que quizás tengamos que modificar en un corto período de tiempo.

Vía | Sporscar365