Dakar 2018: la carrera comienza a cobrarse sus primer víctimas en coches

 |  @fernischumi  | 

No se puede considerar lo de ayer una etapa prólogo. A pesar de contar con únicamente 31 kilómetros en su recorrido, la primera jornada del Dakar 2018 se desarrolló con un itinerario en el que castigaba mucho a los fallos de navegación, especialmente si se te atragantaba algún Waypoint. Con todo ellos, no se ha hecho esperar las primeras penalizaciones, entre ellas las del nuevo piloto de la Duster Argentina y gran esperanza portuguesa, Carlos Sousa, el cual ha sido victima según la prensa lusa de dos horas de penalización que le lastrarán seriamente en su objetivo de terminar entre los diez primeros.

A pesar de que la clasificación general no refleja por el momento ningún tipo de penalización de tiempo, sí hemos empezado a ver los primeros dramas, especialmente en el caso de los hermanos Coronel, los cuales sufrieron una primera etapa para olvidar al volante de su buggy Jefferies. La Bestia, sobrenombre con el que se ha apodado al vehículo 4×2 de los gemelos holandeses tuvo una retahíla de problemas mecánicos que obligaron a detenerse en más de una ocasión durante los 31 km, experimentando entre otras cosas problemas con la temperatura del motor y un fallo de frenos que les provocó incluso un conato de incendio. En resumen, tuvieron que rodar con los frenos afectados desconectados, pero el sensor de temperatura les obligó a detenerse cada dos kilómetros.

En cuanto a la representación española en coches, no estuvo exenta de problemas, especialmente una Cristina Gutiérrez que llegó bien clasificada a la meta, pero que tuvo un vuelco de pequeña consideración en una duna muy cortada en la que ya había muchos participantes atascados. En cuanto a Joaquim Rodrigues, el motorista luso caído ayer, su equipo, el Hero Motorsports ha confirmado que se encuentra fuera de peligro y que tiene la quinta vertebra fracturada.

En estos momentos se encuentra disputándose la segunda jornada de la carrera con los coches abriendo pista y los Peugeot confirmando la estrategia llevada a cabo durante el día de ayer. Tras el paso por los tres primeros Waypoints han neutralizado por completo la desventaja con un Nasser al que le ha tocado abrir pista. Sainz es el más retrasado de ellos tras perder algo de tiempo entre el WP2 y el WP3 y después de haber llegado incluso a liderar la etapa en el WP1.

Jornada aciaga por su parte para X-Raid y MINI, los cuales ya cuentan con su primer abandono entre la representación buggy después de que Bryce Menzies haya sufrido un vuelco a gran velocidad y haya destrozado por completo una de las tres unidades 4×2 que los alemanes de Sven Quandt habían inscrito para la carrera. El negativo inicio de jornada para la formación se ha completado con una colisión entre Yazeed Al-Rajhi y Boris Garafulic que ha dejado a ambos MINI detenidos y a la espera de novedades.

 

 

Lee a continuación: Nasser Al-Attiyah se desmelena para acabar líder la primera etapa

  • Oscard505

    Etapón de ayer que hoy probablemente se repetirá, así como la criba de pilotos. Esperemos que los “nuestros” sigan adelante.