CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Dakar

2 MIN

Dakar 2021. El incidente entre un KAMAZ y un helicóptero que no se vio [Vídeo]

Iván Fernández | 18 Ene 2021
camiones-kamaz-dakar-2021-incidente-helicoptero
camiones-kamaz-dakar-2021-incidente-helicoptero

A buen seguro, muchos estaremos de acuerdo con que los camiones se han convertido en la categoría fetiche de gran parte de nosotros que esperamos atentos cada mes de enero para ver una nueva edición del Rally Dakar. En este 2021, estos gigantes del desierto han protagonizado las que sin duda han sido algunas de las acciones más espectaculares, llegando incluso a dejarnos las que son las dos grandes libradas durante las dos semanas.

A la llegaba a meta, Anton Shibalov se veía muy aliviado. Su segundo puesto completaba el triplete de KAMAZ, aunque tras ello se daba otra historia de trasfondo, cuando durante la corta especial de apenas 200 kilómetros de duración, el camión ruso con el dorsal #501 acababa de tener un contacto con uno de los helicópteros de prensa que suelen sobrevolar a los participantes a muy baja altitud para hacer las distintas tomas para los resúmenes.

Se trataba de una zona aparentemente llana, de velocidades altas y en la que el aparato se encontraba volando anormalmente bajo. Durante unos segundos se puede apreciar que Shibalov viene dando las luces largas para alertar de algún peligro, hasta que, llegados a un pequeño bache, el KAMAZ se eleva lo suficiente como para terminar golpeando la parte superior contra el helicóptero. Afortunadamente el incidente se solventó sin mayores problemas, pero obviamente pudo suceder un desastre si aeronave termina enganchándose por completo con el patín en la entrada de aire superior del camión y se precipita.

El otro momento peligroso se produjo durante la etapa 13, cuando el SSV Gael Queralt y el Pato Silva se encontraba volcado en una sección estrecha entre acantilados. Tras ellos, como suele ser habitual en el Dakar, llegaban los camiones más rápidos, entre los que se encontraba el IVECO de Jaroslav Valtr, el cual conseguía evitar prodigiosamente la colisión a pesar de la baja visibilidad reinante en la zona y los pocos metros que había de distancia para reaccionar.