CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

De nuevo la seguridad del Rally de Argentina en entredicho por la FIA

Iván Fernández | 28 Abr 2017
Shakedown - 2017 WRC Rally Argentina - Michelin Motorsport
Shakedown - 2017 WRC Rally Argentina - Michelin Motorsport

Más de cincuenta mil personas se dieron cita ayer en la Super Especial realizada en la ciudad de Córdoba frente al Centro Cívico de la segunda ciudad más poblada de Argentina, más de un millón de espectadores se esperan que asistan durante este fin de semana al rally. Con estas cifras y viendo cómo viven los aficionados argentinos lo que ellos denominan como ‘el rally’ es imposible dudar de su pasión y amor por este deporte.

Sin embargo, este fin de semana se ha vuelto a poner en duda la seguridad que rodea a la al Rally de Argentina, especialmente tras las imágenes vistas durante el día de ayer en el Shkedown, algunas de ellas reflejadas en el video que realiza Michelin Motorsport sobre el tramo de pruebas para su canal de YouTube. Algunas de ellas (especialmente la que encabeza este artículo) volvió a asustar a la FIA, hasta tal punto que se vieron en la obligación de dar un toque al cierre de la jornada del viernes a la organización.

No es casualidad de Michèle Mouton se encuentre siguiendo de cerca el rally, ni siquiera que pase por cada uno de los tramos para ver la situación de los espectadores personalmente. La prueba sudamericana ya tuvo su continuidad amenazada la pasada temporada después de la salida de pista de Hayden Paddon en 2015 en la que el neozelandés no pudo hacer nada para evitar a los espectadores mal situados a la salida de una curva que hicieron caso omiso a las advertencias. A pesar de salvar la ‘amonestación’ en 2016, está claro que para la FIA no ha pasado limpio de tarjetas a la edición de este año.

Esto explica el mensaje casi desesperado por parte de la organización a través de redes sociales, hablando de “última advertencia” y dejando bien claro que la Federación Internacional de Automovilismo con la ex-piloto francesa al frente, iba a cancelar la prueba ante cualquier muestra de una posible brecha en la seguridad del rally. Esta mañana llegaba el segundo aviso, cuando el primer tramo del día se veía obligado a retrasar su salida por la mala ubicación de algunas personas en el sexto kilómetro de la misma, algunos de ellos con claros síntomas de embriaguez tal y como han asegurado los medios locales.

No habrá más avisos. Si los aficionados argentinos quieren que la carrera continúe en el país, deberán demostrar claramente que pueden mantener los estándares de seguridad mínimos que exige la FIA, algo que se debe hacer extensible al resto de pruebas del calendario, sean transoceánicas o europeas. El propio Dani Sordo reconocía en el previo que Argentina es una de las clásicas del calendario, al nivel de Monte-Carlo, por lo que el Mundial de Rallyes necesita la continuidad de la cita. Sin embargo, la seguridad es vital y el promotor del WRC ya ha dejado claro durante los últimos meses que hay muchos candidatos llamando a la puerta (Chile sin ir más lejos espera su turno), algo que significa que nadie es imprescindible si no cumple con lo necesario.