CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

Denny Hamlin abre los playoffs con victoria en Darlington

Humberto Gutiérrez | 6 Sept 2021
denny_hamlin_joe_gibbs_racing_darlington_nascar_2021_21
denny_hamlin_joe_gibbs_racing_darlington_nascar_2021_21

Accedió a esta etapa de la NASCAR Cup Series sin ganar ninguna de las 26 fecha de la temporada regular, pero en la primera de los playoffs consiguió el triunfo que le fue esquivo durante tanto tiempo. Denny Hamlin llevó al Toyota Camry de Joe Gibbs Racing a la victoria en la Southern 500 celebrada en Darlington, alcanzando así su boleto para la siguiente ronda. Prácticamente la carrera resultó un pulso entre Hamlin y Kyle Larson, el ganador de la temporada regular, que en esta ocasión no pudo ganar, pero igual dejó constancia de que es el rival a vencer en la lucha por el título.

En esta ocasión la mayoría de los 16 aspirantes a ingresar al siguiente nivel de los playoffs sufrieron tropiezos en sus aspiraciones, incluyendo al resto de los pilotos de Hendrick Motorsport. En la primera etapa Alex Bowman chocó contra el muro en la vuelta 16 y William Byron no pudo evitarlo, en tanto Chase Elliott, durante su primera parada en boxes, se llevó por delante a un mecánico del equipo Rick Ware Racing. De esta forma, el mejor equipo de la temporada regular quedó anulado, siendo defendido únicamente por Larson.

Michael McDowell también protagonizó un aparatoso choque que provocó una fase de precaución. La primera etapa de la carrera, luego de disputarse 115 vueltas, fue para Hamlin, quien mantuvo a raya a Ryan Blaney, Kyle Larson, Kurt Busch y Kevin Harvick. Para la segunda etapa, Larson pasó primero, aprovechando los problemas que experimentaron los demás pilotos de Joe Gibbs Racing. Kyle Busch colisionó contra Austin Dillon, Christopher Bell se encontró con los escombros, mientras Martin Truex Jr. tuvo que hacer una parada en boxes no planificada porque su equipo no apretó bien las tuercas en una de sus ruedas.

Para la etapa decisiva se presagiaba que Larson y Hamlin definirían el triunfo, así que había que esperar por sus respectivas estrategias. A falta de 50 vueltas, un trompo de Ryan Blaney provocó una bandera amarilla y diez vueltas más tarde Chase Elliott provocó otra, al sufrir un pinchazo. El último reinicio se produjo a falta de 20 vueltas, con Hamlin adelante, seguido por Ross Chastain y Larson, los tres compartieron escenario durante un buen rato, pero en las vueltas finales Chastain cedió, así que Hamlin y Larson lucharon por la victoria hasta la última vuelta, pasando el Camry por meta 0,212 segundos por delante del Camaro.

Por detrás de los tres líderes finalizaron Martin Truex Jr., Kevin Harvick, Kurt Busch, Brad Keselowski, Joey Logano, Chris Buescher y Austin Dillon. Es de resaltar que ni Chastain, ni Buescher ni Dillon son elegibles avanzar a la siguiente fase de los playoffs. Larson lideró 156 vueltas y Hamlin 146 de las 367 totales, para tener una idea de lo que fue la carrera.

En palabras de Denny Hamlin:

Tuve que ir más allá del límite del coche y los neumáticos. Sabía que venía [Kyle Larson], así que fui un poco conservador en esa última vuelta porque tenía una ventaja de cuatro coches. Era cuestión de tiempo para ganar. Con regularidad estuvimos dentro de los diez mejores cada semana y no lográbamos una victoria.

Vía | NASCAR