Derani impone su ley en Sebring, García queda ralentizado por distintas causas

 | 

La resalida posterior al incidente de Dominik Baumann con el letrero publicitario vio una caution inmediata por dos incidentes separados con un denominador común en Christian Fittipaldi: el sobrino de Emerson tocó a Ricky Taylor y dejó al Penske #7 maltrecho hasta el punto que se prendió fuego, quedando el Acura fuera de carrera. Nasr se llevó por delante a Fittipaldi en mitad del circuito y el ex de Minardi se reenganchó rápidamente a la acción, ya bajo bandera amarilla. A Baumann se le volvió a levantar el capó, alargando así la agonía de un Lexus que partía como favorito en GTD y se dejó sus opciones con el levantamiento del chasis.

Connor de Phillippi aguantó al frente de GTLM durante bastantes vueltas, hasta que los Porsche de Nick Tandy y Laurens Vanthoor le relegaron justo antes de una nueva ronda de paradas. Tristan Vautier golpeó a Juan Pablo Montoya en pelea por el podio, quedando herido de muerte el Penske del colombiano y culminando así la hora nefasta del poderoso equipo. En la misma resalida, Renger van der Zande adelantó a Eric Curran y el de Action Express chocó ligeramente con la parte trasera del Cadillac vecino, dejando en el asfalto el lateral trasero izquierdo del coche del holandés y generando una breve caution.

Van der Zande tenía que pasar por boxes para reemplazar todo el capó motor y se salvaba de ser doblado por el líder, un sorprendente Harry Tincknell que aprovechó al máximo los problemas ajenos al volante del Mazda. Los problemas no cesaron en un grupo de Prototipos que se reducía aún más con el choque entre João Barbosa y James French en la última curva, al botar el portugués sobre un bache justo cuando iba a pasar al de Performance Tech pero evitando la caution. Quien provocó otra interrupción fue Gianmaria Bruni, que pasó de forma contundente por un piano y partió la trasera del Porsche #912.

Mike Conway y Nicolas Lapierre eran los líderes a medida que se acercaba la noche y dilucidaban un duelo interesante por la primera posición, que resolvió Conway aguantando el exterior de la primera curva de forma valiente. Lapierre perdió unos metros al gestionar mal un elevado grupo de GTs y se veía presionado por Vautier, que cerraba un interesante trío delantero. Frédéric Makowiecki y James Calado se mezclaban entre líderes absolutos en su propia lucha por la cabeza en GTLM, a la vez que los Acura subían a las posiciones delanteras de GTD junto a Alessandro Balzan y Jeroen Bleekemolen, los dos pilotos más rápidos de la categoría pequeña.

Lapierre acabó pasando a Conway haciendo la maniobra inversa en la última curva, tomando el interior y dejando al inglés la línea exterior, que luego se convertiría en el extraño interior de la curva 1; procedió Lapierre a escaparse 12 segundos de su rival. James Calado y Toni Vilander se las arreglaron para poner el Risi Competizione en cabeza de GTLM gracias a la velocidad del 488 y a la habilidad al volante de unos pilotos espabilados, pero Patrick Pilet rebasó a Calado después de un interesante duelo entre el Porsche y el Ferrari. El segundo Porsche no estaba muy lejos y prometía un par de horas repletas de alternativas.

Acto seguido, Vautier se accidentó en la última curva al perder la referencia de la trazada. El francés perdió un foco en la entrada de dicha curva, alargó su trayectoria y entró pasado, dándose cuenta tarde de la posibilidad de impacto contra el muro. El fuerte golpe derribó una barrera de neumáticos y dio paso a una caution de 20 minutos. Spencer Pigot tuvo doble suerte, ya que pudo cambiar bajo bandera amarilla las apagadas luces del Mazda #55, aún a costa de perder el liderato provisional; poco después se paró el Ford de Dirk Müller, perdido en la clasificación y con una segunda caution consecutiva que favoreció a Pigot.

Tincknell tomó el relevo de Pigot y atacó en la siguiente resalida desde el cuarto puesto, pasando a Van der Zande en la primera curva y situándose cerca de Nasr. Derani tomaba un hueco de tres segundos al comienzo de la última hora, en la que el Mercedes #33 arrebató el liderato de GTD al Lamborghini #48 brevemente antes de que Sellers pasara a un Bleekemolen que no tenía los neumáticos operativos a la temperatura adecuada. La última detención juzgaría un pelotón de Prototipos que recibiría más sorpresas: Tincknell adelantó en pista a Nasr pero encalló el Mazda en el pit lane y tardó casi dos minutos en arrancar de nuevo, siendo doblado por los líderes.

Robert Alon salió de boxes con el neumático frío y chocó con un GT, dejando restos del Oreca de JDC-Miller fuera de la trazada. Las peleas se sucedían en unos frenéticos instantes finales, con Nasr aguantando el podio ante el ataque sorprendente de un Paul di Resta que acabó pasando por el pit lane falto de gasolina. Alessandro Pier Guidi y Ryan Briscoe dirimían la cuarta posición en GTLM, lejos de un trío totalmente cercano en GTD: Balzan demostraba su potencial en el momento decisivo adelantando a Mathieu Jaminet y Christopher Mies para llegar a las posiciones de podio y atacar a Bleekemolen, su máximo rival en la lucha por el campeonato.

Derani apenas sufrió al frente y gestionó una cómoda ventaja para ganar las 12 horas de Sebring por segunda vez en tres años, junto a Lapierre y Johannes van Overbeek. Wayne Taylor Racing salvó un buen segundo puesto por delante del Action Express #31, hundido con Nasr al final. Nick Tandy aguantó al potente BMW de Alexander Sims y ganó al volante del Porsche #911 junto a Pilet y Makowiecki; el nuevo M8 sumó un primer podio que completó el Porsche #912.

Antonio García, Jan Magnussen y Mike Rockenfeller acabaron en la 37ª posición, últimos pero superando por pocas vueltas al averiado Ford de Müller y Hand. Bryan Sellers, Madison Snow y Corey Lewis vencieron en GTD, por delante de un Balzan que superó a Bleekemolen cuando Derani les doblaba. La próxima cita del Weathertech Sportscar Championship tendrá lugar en Long Beach, como teloneros sabatinos del famoso Gran Premio puntuable para la IndyCar Series.

Lee a continuación: Los baches, marca característica de Sebring y sus 12 Horas

  • OneCarlos

    1. La cara de arrepentimiento de Olivier Pla no se la saca nadie.
    2. A los Mazda les hicieron bien correr con 35 kilos menos que los Cadillac y 25 que los Nissan y Acura respectivamente (y sumenle a eso que es el unico DPi con motor 100% de carreras).
    2. Los LMP2 sufrieron al igual que en Daytona, entre 1 y 3 segundo mas lentos los DPi (segun el piloto) .
    3. Si ESM quieren ganar todas las carreras van a tener que quitar a Van Overbeek, casi 2 segundos mas lento que Derani y Lapierre (y de paso quitar a Sharp, oh verdad que es el dueño del equipo).
    4. Manden a Ricky Taylor a la IndyCar (si Derani gana Watkins y Petit Le Mans también).

  • Emperor

    1.Un monstruo Derani digno de un LMP1 sea Toyota los retirados Audi/Porsche. Al nivel de Loterer, Buemi etc.

    2. El corazon de Godzilla rugio; el V6 3.0T del fallido GT-R LMP1.
    3. Le dio buenos dividendos a los Mazda hasta el craso error casi a una hora del final.
    4. Mas adelantamiento que lo que se espera este años en F1.
    5. Hay vida, y de la buena, mas alla de la F1.
    6. Como suena el 6FLAT de Porsche
    7. Nunca quiten los baches de Sebring; casi salain catapultados de la ultima curva.

    ¡QUE CARRERA!

    • OneCarlos

      En realidad el Nissan usa el mismo motor del GT3.

      • Slim Charles

        Se le ha llegado a dar otro uso al motor del gtrlm ademas de Bykolles?

        • OneCarlos

          No, considerando que es un motor de carreras, debería ser más costoso que uno de GT3.