ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

El Mecachrome V634 sigue generando dudas en el proyecto Alpine A424

Tras la serie de pruebas realizadas por el Alpine Endurance Team al prototipo A424, han permanecido las dudas acerca de la pertinencia de instalar el motor Mecachrome V634, el V6 de 3.4 litros turboalimentado que es utilizado en la Fórmula 2 y que previamente llevó el Ginetta G60-LT-P1 en las 24 Horas de Le Mans de 2018, siendo su desempeño tan deficiente que fue reemplazado de inmediato por el AER P60B. Adaptar la reciente versión del V634 a las carreras de resistencia no ha sido tarea fácil y en tal sentido, Nicolas Lapierre, piloto del programa Alpine, manifestó su preocupación porque si bien se ha avanzado en el banco de pruebas de Viry-Châtillon, competir en la clase principal del WEC requiere del mejor material disponible.

En Alpine no pueden ocultar que han experimentado problemas en sus pruebas privadas, en Motorland Aragón se advirtieron defectos en el sistema del turbo, fugas de aceite y de agua y problemas tanto eléctricos como electrónicos. El prototipo A424 apenas pudo rodar sin problemas durante un margen de ocho horas consecutivas, así que no se pudo acumular los 5400 kilómetros de recorrido que era el objetivo del equipo antes de afrontar la siguiente fase de desarrollo. La elección del V634 se hizo pensando en su arquitectura, pero le hace falta potencia y confiabilidad para adaptarlo al WEC.

Los ingenieros de Mecachrome concibieron el motor V634 con monoplazas de Fórmula 2 y Fórmula 3 en mente, de allí que adaptarlo para que compita en eventos de resistencia no ha sido fácil. Según Lapierre, resulta problemático encontrar una correcta sinergia entre el motor de combustión y el sistema híbrido, de allí que ingenieros de los programas tanto de Fórmula 1 como de Fórmula E estén ayudando a que el proyecto de Alpine Racing en el WEC avance en la dirección correcta. El piloto espera que, al menos en esta primera temporada, la confiabilidad les permita aprovechar toda la información que se pueda recopilar mientras ambos prototipos estén en las pistas.

En palabras de Nicolas Lapierre:

Ha requerido de mucho trabajo adaptar este motor a las carreras de resistencia. La arquitectura es la misma, pero todo el interior ha sido cambiado y uno de los puntos fuertes de Alpine es que tiene un buen departamento de motores en Viry-Châtillon, y puedo asegurarles que ha funcionado bien en el banco de pruebas, inclusive hemos podido completar unas 30 horas seguidas en la simulación.

Vía Motorsportweek

Cargando...