En solo dos semanas conoceremos el nuevo W10 de Mercedes-AMG F1

 |  @fernischumi  | 

Prácticamente sin darnos cuenta, la temporada 2019 del Mundial de Fórmula 1 va poco a poco echándose encima. Las presentaciones, sin duda una de las señales más claras del inicio de la competición, están a solo dos semanas vista para que empiecen a sucederse en un sinfín de actos e imágenes filtradas a través de internet que harán que el ‘hype’ aumente de forma exponencial antes de que se inicien los test de pretemporada el próximo 18 de febrero, lugar en el que sobre todo veremos las principales debilidades en materia de fiabilidad de los monoplazas.

El último en confirmar el día de su presentación ha sido precisamente el equipo campeón, el próximo 13 de febrero. Ganadores de absolutamente todo durante la era híbrida, Mercedes-AMG F1, quiere que su denominado como W10 mantenga la racha de éxitos de sus predecesores. El monoplaza de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas para este 2019 que acaba de empezar tendrá el siempre complicado reto de dar continuidad a una racha de títulos que ya se extiende durante los últimos cinco años.

Además, será incluso más especial si cabe ya que el W10, tal y como indica su nombre, será el décimo monoplaza de la firma de la estrella desde su regreso como equipo de Fórmula 1, en este caso establecido sobre las bases de los campeones de 2009, Brawn GP y después de muchos años de esfuerzo e incluso pobres resultados que dieron paso al equipo casi imbatible del último lustro. Por el momento se desconoce si será una presentación a través de fotos de estudio o si desarrollará el ya tradicional shakedown en el Circuito de Silverstone, cerca de las instalaciones que la marca tiene en Brixworth y Brackley.

Presentaciones ya confirmadas por los equipos de F1:

EquipoFechaLugar
Toro RossoFeb 11Online
RenaultFeb 12Enstone, UK
Mercedes AMG F1Feb 13TSC
Racing PointFeb 13Toronto, Canadá
McLarenFeb 14TSC
FerrariFeb 15TSC
SauberFeb 18Barcelona, España

Lee a continuación: Mercedes AMG F1 debe estudiar si los daños en el motor de Lewis Hamilton son irreversibles