CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

4 MIN

Los comisarios del GP de Estados Unidos dejan sin premio la heroica de Fernando Alonso

Iván Fernández | 24 Oct 2022
2022_united_states_grand_prix_sunday
2022_united_states_grand_prix_sunday

Se quedó sin premio a la heroicidad. Fernando Alonso tuvo que apoyarse en el neumático derecho de su Alpine para tratar de recuperar el resuello después del susto sufrido en su colisión con Lance Stroll. El asturiano se había convertido en un pasajero de su propio monoplaza, el cual había levantado su morro y se dirigía contra las barreras a alta velocidad en lo que parecía ser una colisión inevitable. El bicampeón logró esquivar la tragedia y lejos de retirarse, siguió peleando para llevarse un buen botín de puntos.

Llegó a estar sexto hasta que la velocidad de Lando Norris lo terminó relegando a la séptima plaza, una que trató de asimilar precisamente en esos segundos que se mantuvo sentado sobre la rueda de su A521, ajeno completamente a la fiesta de Red Bull y a la aparición de Shaquille O’Neal. No lo ocultó en sus entrevistas el susto que había sufrido un buen susto, el cual finalmente se quedaría sin ningún tipo de rédito después de la decisión tomada a altas horas de la madrugada por los comisarios deportivos de la FIA después de la queja oficialmente presentada por HAAS.

En total fueron 30 segundos de penalización a Fernando Alonso por estar compitiendo durante varias vueltas con el retrovisor derecho suelto, algo que terminó por desprenderse cuando precisamente trató el adelantamiento sobre uno de los HAAS en la recta de atrás. Con esta losa, su séptima posición pasó a ser la 15ª, permitiendo que Sebastian Vettel subiera a la séptima, mientras que Magnussen y Tsunoda pasaban a ser octavo y noveno, con Esteban Ocon entrando en zona de puntos con la décima.

Los 30 segundos se deben precisamente a que Fernando Alonso ya no pudo cumplir con la sanción de Stop&Go que hubiera supuesto el haber circulado con un coche en condiciones “inseguras” y que requiere un paso inmediato por boxes para retirar el retrovisor que estaba a punto de desprenderse. HAAS realizó dos llamadas a Dirección de Carrera, pero finalmente no se le mostró la bandera negra con punto naranja al de Alpine, hasta el momento en el que terminó por caer dicho elemento, aun así, se consideró que la escudería con sede en Enstone no había cumplido con el Artículo 3.2 del Reglamento Deportivo, el cual hace responsable a cada equipo de que el automóvil esté compitiendo en “condiciones seguras durante una carrera”.

El equipo BWT Alpine F1 está decepcionado de recibir una penalización de tiempo posterior a la carrera para su coche número 14 (Fernando Alonso) en el Gran Premio de Estados Unidos de hoy, lo que desafortunadamente significa que Fernando se queda fuera de las posiciones de puntos. El equipo actuó de manera correcta y consideró que el coche permaneció estructuralmente seguro después del incidente de Fernando con Lance Stroll en la vuelta 22 de la carrera con el espejo retrovisor lateral derecho desprendido del chasis como resultado del daño del accidente causado por Stroll – Comunicado del equipo Alpine

HAAS por su parte se estaba cobrando la revancha de lo sucedido en Canadá, cuando tras un toque entre Magnussen y Hamilton en la primera vuelta, el endplate del monoplaza estadounidense quedó colgando y allí sí se le obligó a través de las banderas al danés que entrara en boxes para retirarlo, algo que en Estados Unidos no sucedió primero con Checo Pérez y después en el caso de Fernando Alonso. Desde el equipo Alpine se defienden apuntando a que la protesta de los norteamericanos fue presentada 24 minutos después del tiempo límite.

También se escuda en que: "la FIA tiene derecho a sacar bandera negra y naranja a un coche durante la carrera si lo considera inseguro y, en esta ocasión, evaluó el coche y decidió no accionar la bandera. Además, después de la carrera, el delegado técnico de la FIA consideró que el coche era legal". Por su parte, Lance Stroll, considerado potencial responsable de la colisión, a su vez sería duramente castigado con tres posiciones en parrilla en el próximo Gran Premio de México y dos puntos en su superlicencia, mientras que, a George Russell, además de los 5 segundos en carrera también le aplicaban esta sanción en su carnet por su contacto con Sainz en la primera curva.