CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

5 MIN

Felipe Nasr gana en el festival del ahorro en Detroit

Héctor Sagués | 3 Jun 2018
action-express-imsa-detroit-2018
action-express-imsa-detroit-2018

El Weathertech Sportscar Championship llegó a la cita de Detroit en buenas condiciones. Los Prototipos y los GT Daytona dieron en la Motor City un espectáculo diverso de averías, roturas, inconvenientes y accidentes, hecho habitual en el circuito urbano más bacheado de Norteamérica. Si bien el desarrollo de ambas categorías fue distinto: los GT decidieron su destino en pista y con undercuts en boxes, mientras que los Protos gestionaron el desgaste de gasolina fruto de unas banderas amarilla que cambiaron las estrategias de los coches más rápidos.

Los Prototipos sufrieron varios inconvenientes en los primeros diez minutos: Pipo Derani arrancó desde la pole position pero su buena labor se veía acortada por problemas de dirección que le hacían perder diez segundos por vuelta y le hicieron entrar en boxes para cambiar el volante del. Renger van der Zande, Eric Curran y los dos Mazda adelantaron a un torpe Mikhail Goikhberg que perdía su excelente posición de salida e intentó recuperar la posición con Jonathan Bomarito, que abandonó poco después con problemas en el eje del Mazda #55.

David Heinemeier Hansson estrelló su Lexus en la curva 5 y los restos que dejó en pista ayudaron a sacar la primera caution de la tarde. Todos los Protos menos el Action Express #5 y el Core Autosport entraron en el pit lane para realizar un mayoritario único cambio de piloto, quedando João Barbosa líder y distanciándose de un lento Jon Bennett, piloto menos hábil que apenas aguantó con neumático viejo y fue adelantado por los rivales. Dane Cameron intentó un complicado 3-wide con Renger van der Zande, enviando al holandés contra Robert Alon. El de JDC-Miller trompeó pero no hubo sanción para Cameron.

Barbosa y Derani se fugaron y juntaron entre ellos, defendiendo bien el portugués ante un brasileño recuperado con volante nuevo, mientras por detrás se juntaban pilotos distintos en Ricky Taylor, Cameron, Ryan Dalziel y Felipe Nasr. Barbosa entró en boxes a mitad de carrera para una apurada detención de relleno de gasolina, alcanzando Ricky Taylor a Sebastián Saavedra en la provisional lucha por el podio. Derani y Saavedra cedieron sus asientos a falta de 43 minutos para el final y se aseguraron llegar a meta con combustible, dejando el liderato a un nervioso Goikhberg que tocó muro  y al mayor de los Taylor en plena lucha estratégica.

Goikhberg paró dos vueltas después y dejó los últimos 40 minutos a Stephen Simpson, que desaprovechó un posible top 5 al dejarse la parte trasera en un toque con Filipe Albuquerque y recibir una bandera mecánica. Taylor y Cameron aguantaron en pista con el dúo de Penske que se había detenido en los primeros 20 minutos, cambiando neumáticos el segundo pero no el primero en sus detenciones respectivas. Nasr tenía cuatro segundos de ventaja y amplió el margen sobre ambos Acura hasta los ocho segundos, gestionando el margen y el consumo hasta el final para llevarse el triunfo con una diferencia de apenas un segundo sobre Taylor.

Cameron cerró el podio con el Acura #6, seguido de unos calmados Dalziel y Jordan Taylor que fueron conservadores y ganaron posiciones ante el vacío de combustible de Albuquerque (que cayó de quinto a sexto llegando apurado a la bandera a cuadros) y de Oliver Jarvis con el Mazda (de cuarto a noveno al no conseguir cruzar meta. Johannes van Overbeek y Gustavo Yacamán realizaron sendos trompos durante la carrera pero llegaron séptimo y octavo delante del detenido Jarvis. Les siguieron el discreto Simon Trummer  y el caído Simpson después de la parada añadida por el toque con Albuquerque.

Bryan Sellers recibía la presión de los Acura de Katherine Legge y Justin Marks, juntándoseles el Lexus de Dominik Baumann y el Ferrari de Cooper MacNeil. La estrategia en la categoría pequeña no seguía el camino del accidente de Heinemeier Hansson y los equipos esperaron unos giros para sus paradas, en los que los Acura rebasaban al poleman sin cambiar neumáticos. Madison Snow tomó el relevo de Sellers y pasó a quedarse encallado tras el NSX de Lawson Aschenbach, hecho que aprovechó el Acura de Mario Farnbacher para tomar un hueco de cinco segundos. Sin embargo, Aschenbach y Snow recortaron la diferencia con Farnbacher y añadieron incertidumbre a la parte final.

No se movieron las posiciones y Farnbacher lideró el doblete de los Acura junto a Aschenbach, completando Snow el podio en la lejanía manteniendo el liderato en el campeonato. Jeroen Bleekemolen acabó en un aún más alejado cuarto puesto, resistiendo toda la carrera al Ferrari de Jeff Segal y MacNeil y al Lexus de Baumann y Kyle Marcelli; acabaron cinco pilotos experimentados en Bill Auberlen, Bernd Schneider, Wolf Henzler, Andy Lally y Patrick Long. Se apretan las tablas en un certamen que llega a su ecuador después de una cita calmada entre muros y volverá en Watkins Glen, dónde espera una tensa e importante carrera de seis horas.