Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

3 MIN

Fernando Alonso y McLaren siguen con su distanciamiento paulatino e inevitable

Ha sido una separación llevada en la intimidad. Durante los dos últimos años, Fernando Alonso ha lucido en más ocasiones los colores de Toyota GAZOO Racing, marca con la que ha competido tanto en el WEC como en el Dakar, que los de McLaren, firma de la que seguía siendo embajador. Era evidente por tanto que, si había opciones de que la relación profesional que unía al asturiano con los de Woking pudiera llegar a su final, este podía ser el momento adecuado.

Este movimiento responde obviamente al deseo del propio Alonso de tener capacidad para decidir acerca de su futuro el próximo verano, sin ataduras de ningún tipo una vez que hayan pasado las 500 Millas de Indianápolis. Por delante la necesidad de decidir qué ocurrirá en 2021, temporada clave para el Mundial de Fórmula 1 debido al cambio de reglamento técnico que se producirá, así como un más que previsible baile de asientos entre aquellos pilotos que finalizan su contrato a finales de la presente campaña.

Una imagen muy ligada a Toyota durante 2019:

Por tanto, McLaren ya no tendrá en la figura de Fernando Alonso el embajador deportivo soñado, siendo cada vez más habitual verle durante los últimos meses en los distintos actos de Toyota, entre ellos la presentación del Supra en Detroit o el gran debut del Toyota Yaris Gr.4 sobre el asfalto en Portugal. Descartada su participación en las IndyCar Series a tiempo completo tal y como aclaró hace unos días, resta por conocer con quién competirá en la Indy500 el propio Alonso, ahora que parece poco probable que el tercer monoplaza de la estructura británica en asociación con Arrow SPM Motorsport vaya a ser para él.

La llegada de Sergei Sirotkin como piloto de desarrollo y reserva para McLaren Racing en el Mundial de Fórmula 1 era otro de los flecos que ya quedó muy pronto solventado en 2019, constatándose que cada vez más esos lazos que ligaban a ambas partes se iban cortando poco a poco con la llegada de Andreas Seidl. Sus apariciones luciendo el logotipo de la marca de deportivos británica fueron muy limitadas, centrándose en los test de pretemporada, el Gran Premio de Bahréin donde también pudo tomar parte de los test, Italia y finalmente Abu Dhabi, la despedida, por ahora, de Fernando Alonso como embajador de la marca.

Vía libre por tanto al finalizar su año de compromiso como embajador no solo para pensar en su futuro de 2021, sino también para comprometerse con Andretti Autospot de cara a competir en la clásica norteamericana.

Sería faltar a la realidad definir a Fernando Alonso Díaz como un simple piloto de Fórmula 1. El asturiano marcó un antes y un después en la historia del automovilismo español con su irrupción en el Mundial de F1 ...

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable