Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

3 MIN

Ferrari se suma a la cruzada contra Racing Point y apelará la decisión de la FIA

Prácticamente nadie se ha quedado satisfecho con la decisión tomada hoy por la Federación Internacional de Automovilismo, y mientras que todo el mundo miraba hacia una posible apelación de Renault F1 Team, ha sido la Scuderia Ferrari la que ha confirmado que se sumará a la cruzada contra Racing Point para pedir una revisión de sanción sobre la escudería con sede en Silverstone.

Apenas han sido 15 puntos y 400.000 euros la sanción que ha recaído sobre Racing Point F1 Team después de haber copiado los conductos de frenos traseros del Mercedes W10 empleando los archivos CAD de dicha pieza. Considerada como Listed Parts en la revisión del reglamento para esta temporada 2020, el equipo de Lawrence Stroll debía haber diseñado por sí mismos dicho elementos, a pesar de ello, la pena por no respetar el reglamento técnico ha sido una nimiedad para el equipo, el cual además podrá seguir empleando dichos elementos lo que resta de año.

Precisamente a partir de este punto es cuando ha reaccionado la Scuderia Ferrari, la cual a través de Mattia Binotto ya ha anunciado que tiene la intención de revisar cuidadosamente las más de 14 páginas de la resolución publicada por la FIA hoy y que considerará realizar un paso más, en este caso confirmado cuando la oscuridad empezaba a caer sobre el trazado de Silverstone en un comunicado oficial.

Podemos confirmar que acabamos de manifestar nuestra intención de apelar contra la decisión de los comisarios de la FIA de esta mañana con respecto a Racing Point - Comunicado de la Scuderia Ferrari

El propio Binotto reconocía que el miedo de los de Maranello se refiere a que este hecho pueda ir más allá de los conductos de freno, incluso extendiéndose al resto del concepto y que la resolución de la Federación pueda sentar un precedente para el resto de equipos. Renault y McLaren también se han mostrado inquietos con la resolución, meses después de la polémica que protagonizo la propia Scuderia italiana al firmar un acuerdo secreto con la FIA en materia de los motores empleados durante la temporada 2020.

Pensamos que estábamos totalmente dentro de las reglas y no hicimos nada malo. Invitamos a la FIA a que viniera a estudiar el coche en la fábrica en marzo y les mostramos todo. Después de eso, nos escribieron para decirnos que todo estaba en orden por lo que el veredicto del día es un poco decepcionante. Ahora tenemos que revisar la sanción impuesta. La FIA reconoció que el cambio de categoría de los conductos de freno, de una parte no listada a una parte listada, tenía áreas grises y podía interpretarse de dos maneras. Tomaron ese factor en consideración al quitar puntos de los resultados del Gran Premio de Estiria. Ahora tenemos que ver si apelamos o no - el CEO de Racing Point, Otmar Szafnauer