CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

5 MIN

El verde desentona en la nueva imagen del Ferrari SF21 para el Mundial de Fórmula 1

Iván Fernández | 10 Mar 2021
scuderia-ferrari-temporada-2021-f1-sf21-portada
scuderia-ferrari-temporada-2021-f1-sf21-portada

Tras enseñar al equipo a finales del mes de febrero en un show online, la Scuderia Ferrari iba a ser la encargada de cerrar el capítulo de presentaciones de este Mundial de Fórmula 1 de 2021. Los italianos debían mostrar el SF21, el relevo de un SF1000 que no dio el resultado esperado y que en manos de Charles Leclerc y Carlos Sainz deberá recuperar la senda de los triunfos completamente perdida tras la pasada campaña. Mucha responsabilidad y seguramente el punto de inflexión de los de Maranello.

La esperanza pasa por la de "recuperar en un 80% las prestaciones del coche de 2019" según adelantaban recientemente los medios transalpinos, algo que no se refiere únicamente a la Unidad de Potencia, sino también a la aerodinámica, la cual lastró mucho los resultados del monoplaza la pasada temporada. Se espera que, tras el misterioso bajón de rendimiento de 2020, después del acuerdo secreto con la FIA en materia de motores, se haya puesto especial empeño en mejorar las prestaciones del motor V6 de combustión interna

Tal y como se preveía, no habrá grandes cambios en la parte delantera más allá de los nuevos soportes del alerón delantero, empleando dos tokens tanto en el rediseño de los pontones y de los deflectores laterales, ayudados por una nueva caja de cambios de dimensiones más compactas, además de ligeros cambios en la suspensión trasera. "Nos faltó velocidad y drag, pero hemos trabajado a fondo en aerodinámica y motor, y creo que hemos recuperado mucha velocidad en recta, esperamos ser competitivos, aunque ya veremos en la primera cita de Bahréin dónde está cada uno, pero sí que creemos por los datos del túnel y las simulaciones que somos más eficientes que el año pasado en ambos frentes", afirmaba Mattia Binotto durante la presentación del equipo. Todo ello debe tener en cuenta que se deberá desarrollar de forma paralela el monoplaza de 2022, aún más complicado tras la aplicación del techo presupuestario.

Se prescinde en parte del Rojo Borgoña que empleó el SF1000 durante el Gran Premio número mil de Ferrari en Mugello, el cual recordaba al tono empleado por el Ferrari 125 S, el primer modelo de los de Maranello que se puso en la competición en el año 1950. Este tono pasa a estar relegado a la parte trasera, se mantiene la tipografía para los números y se recupera el Rosso Corsa con acabado mate que ya hemos visto estos últimos años, pero sorprende al ver que el logo de Mission Winnow pasa del color negro al verde después de que no se empleara finalmente el año pasado. Este año se espera que también haya carreras en las que no lo utilice, por lo que se ha presentado una alternativa sin logos de la librea.

Será una oportunidad de volver a crecer tras ser uno de los equipos que más pasos dieron hacia atrás en 2020, muy condicionados por la pandemia y por el confinamiento que afectó muy pronto a Italia y que puso todavía más cuesta arriba la posibilidad de solucionar el error de concepto con el que nació el monoplaza y que obligó al equipo a regresar a una base segura anterior que estaba ya obsoleta y era poco competitiva.

La temporada 2020 fue una pesadilla para Ferrari:

El drama de la campaña 2020 para los de Maranello únicamente se puede explicar tirando de historia. Había que remontarse hasta la temporada1980 para encontrarse un resultado en el campeonato de constructores igual o peor que el sexto puesto de la general cosechado por la Scuderia con 131 puntos. Igual de insostenible fue para sus competidores, con el primer piloto clasificado en octava plaza de la general con 98 puntos, mientras que el segundo, Sebastian Vettel, abandonaría el equipo después de apenas lograr ser decimotercero con 33 puntos.

En un calendario con apenas 17 carreras, Ferrari se quedaba a 442 puntos de los campeones absolutos, Mercedes-AMG F1, con la situación tan dolorosa de que esto se daba en el año en que el Mundial de Fórmula 1 cumplía su 70º aniversario y en el que además Ferrari alcanzaba los 1.000 Grandes Premios disputados. A pesar de que el SF1000 estrenó decoración conmemorativa en Mugello, la celebración quedó completamente aguada, con Charles Leclerc únicamente logrando ser sexto y con Vettel en una impropia 13ª posición en una prueba con muchos abandonos por accidentes múltiples.

Tras anunciarse la renuncia del CEO de la marca, Louis Camilleri, a finales de año, el equipo cerraba filas, recibiendo a Carlos Sainz Jr. con los brazos abiertos en lo que parece haber sido una rápida adaptación del madrileño a la estructura. Mattia Binotto seguirá al frente como jefe de equipo, sin embargo, la estructura se ha modificado durante este invierno, con David Sánchez llegando al frente del departamento que se encarga del concepto del coche, la ingeniería de rendimiento de chasis y actividades de ingeniería de pista es para Enrico Cardile, la ingeniería de proyectos de chasis de Fabio Montecchi y las operaciones de vehículos de Diego Ioverno. Enrico Gualtieri estará al frente del departamento de motores y Laurent Mekies del deportivo.

Galería de imágenes - Scuderia Ferrari SF21

14
FOTOS
VER TODASVER TODAS