Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Monoplazas
Logo Icon

3 MIN

Fracaso estrepitoso de Fernando Alonso y McLaren en el primer día de clasificación en Indianápolis

Se mascaba la tragedia durante los últimos días y al final ocurrió. Al menos en el primer día de clasificación. Fernando Alonso y McLaren tendrán que luchar el domingo por uno de los tres últimos puestos en la parrilla de las 500 Millas de Indianápolis 2019 tras fracasar en su intento de asegurarse una de las 30 posiciones que quedaban fijas en la jornada del sábado. J.R. Hildebrand les pegó el tiro de gracia a pocos minutos del final para dejarles 31º.

La jornada empezó con una prometedora vuelta a 228 millas por hora de Fernando Alonso, su mejor registro sin rebufos de toda la semana. Pero fue a las ocho de la mañana y en libres. Tal y como se temía la temperatura iba a aumentar mucho ante la ausencia de nubes y encima el viento dio enormes quebraderos de cabeza durante toda la jornada de clasificación ante la escasa estabilidad en curva y la dificultad para acertar con la relación de cambio en recta.

El sorteo fue importante pero no determinante, pues al final entre los nueve primeros nos encontramos con los equipos ampliamente esperados. Ed Carpenter Racing tenía un cañón entre manos y lo demostró al meter sus tres coches: Spencer Pigot (1º), Ed Jones (6º) y Ed Carpenter (7º). También Penske metió tres (Power 2º, Pagenaud 3º y Power 4º) y Andretti dos (Herta 5º con Harding y Rossi 8º), aunque dejándose dos a las puertas (Andretti y Daly). Posiblemente la sorpresa fue ver a Sébastien Bourdais coládose en el último puesto que da acceso a la lucha por la pole.

Por abajo la lucha por meterse en parrilla se antoja dramática. McLaren lo intentó de todas las maneras posibles, pero tras pinchar en el primer intento Fernando Alonso en ningún momento encontró la estabilidad y velocidad demostradas en entrenamientos libres. Y aunque en su último intento logró alcanzar el 29º puesto, dejó margen para que otros le superaran y le dejaran fuera.

Lo peor de todo es que los rivales son terroríficos: James Hinchcliffe se accidentó en su primer intento y aunque Sam Schmidt Peterson realizó un trabajo encomiable para tener el coche reserva listo, sus siguientes intentos fueron insuficientes. También pagaron el coste de salir con chasis de reserva Patricio O'Ward y Kyle Kaiser, sumándose a este grupo Sage Karam y Max Chilton. Todo ello sería imposible sin el gran trabajo realizado por algunos pilotos que se esperaba que sufrieran mucho más, como Ben Hanley o Pippa Mann. Especialmente en el caso de la británica con un equipo procedente del dirt track como Clauson-Marshall y tras fracasar el año pasado.

Y aunque se esperaba que se clasificara en este primer día por el ritmo de Sam Schmidt Peterson, Oriol Servià también realizó un trabajo espectacular cuando la pista aparentemente estaba más delicada y se aseguró el 19º puesto en parrilla... si es que Hinchcliffe no queda fuera y tiene que recurrir a su coche #77.

Ahora Alonso y McLaren se lo tendrán que jugar todo a un único intento en la jornada del domingo... o el lunes si llueve.

Foto | IndyCar Series

Sería faltar a la realidad definir a Fernando Alonso Díaz como un simple piloto de Fórmula 1. El asturiano marcó un antes y un después en la historia del automovilismo español con su irrupción en el Mundial de F1 ...

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable