CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

5 MIN

G-Drive tira de galones y se impone en la vuelta de las European Le Mans Series a Barcelona

Àlex Garcia | 21 Jul 2019
gdriveelms2019barcelona
gdriveelms2019barcelona

Sin sorpresas en la cita española de las European Le Mans Series disputadas el pasado sábado en el Circuit de Barcelona-Catalunya, que recibió a los prototipos de altos vuelos por primera vez en diez años. El equipo G-Drive se llevó la victoria Jean-Éric Vergne al volante junto a Roman Rusinov y Job van Uitert. Tras las cuatro horas, su ventaja fue de una vuelta sobre el segundo clasificado en una carrera bastante movida. Si la victoria global y en la clase LMP2 fue para el Aurus de G-Drive, Inter Europol y su Ligier triunfaron en LMP3, mientras que en la clase LMGTE los ganadores fueron los integrantes de Luzich Racing con un Ferrari.

Tras la sesión clasificatoria disputada la misma mañana de la carrera, la pole position en la clase principal fue para el Oreca número 28 de IDEC Sport, con el número 37 de Cool Racing en segundo puesto. El líder de la general, el Aurus número 26 de G-Drive, 'solo' pudo ser tercero. Provocó una bandera amarilla al quedarse parado en los últimos compases de sesión. Dani Clos marcó un tiempo que dejaba a su coche, el Ligier número 34 de Inter Europol en décimo cuarta posición. Con esta situación en parrilla, la carrera se acercó a las 6 y media de la tarde, hora en la que iba a dar comienzo una carrera que iría camino a la noche. Una idea, la del horario, que funcionó tanto a nivel visual como para evitar las altas temperaturas.

Tras la salida, Antonin Borga en el Cool Racing inició la carrera marcando el tempo y causando que el grupo en LMP2 se rompiera con una separación entre los seis primeros y los demás. La carrera quedó neutralizada después de media hora con el primer "Full Course Yellow", provocado por la salida de pista de un LMP3. Llegadas entonces las primeras paradas en boxes, Roman Rusinov se situó líder en el G-Drive. Le ayudó también la penalización al coche de IDEC Sport que partía desde la pole por exceder el límite de velocidad en el pit-lane. Desde ese punto, tanto el G-Drive como el IDEC Sport mantuvieron el orden de carrera. No sería la única neutralización del día con un coche de seguridad que apareció tras el accidente del Ligier número 24 de Panis-Barthez Compétition y un último periodo de "Full Course Yellow" a falta de una hora para el final.

Al final, quienes mejor gestionaron esa situación fueron los chicos del equipo G-Drive, que entre tanta neutralización lograron una vuelta de ventaja que les dejó finalmente como ganadores. Tras ellos, finalmente el segundo puesto fue para el Oreca número 39 del equipo Graff, mientras el número 37 de Cool Racing completó el podio. Las demás categorías tuvieron también sus luchas particulares, generando tanta emoción como en la clase principal, además de jugar con el añadido de ser los obstáculos para los líderes a la hora de los doblajes. En LMP3, una victoria del Inter Europol número 13 que compensó la mala suerte vivida con su coche de LMP2. El Ferrari de Luzich Racing se llevó la victoria en la clase LMGTE.

En cuanto a la representación española en la ELMS, no hubo demasiada fortuna para ninguno de ellos. El equipo danés High Class Racing que compite en la categoría LMP2 y que es esencialmente una estructura española (operan desde el polígono industrial adyacente al Circuit de Barcelona-Catalunya) tanto por liderazgo como por sus trabajadores, se vio obligado a retirarse. Problemas electrónicos les perjudicaron desde relativamente temprano y a pesar de los esfuerzos para reparar el coche, al final fueron la primera retirada con 54 vueltas para ellos. Habían llegado a ocupar la séptima posición antes de la llegada de los 'gremlins' en su coche.

En cuanto a Dani Clos, no llegó a disfrutar de la carrera.  El Ligier del equipo Inter Europol se quedó parado cuando el relevo de Adrien Tambay se acercaba a su fin. Clos tenía que ser el encargado de terminar su carrera de casa pero problemas eléctricos les obligaron a retirarse cuando estaban en posiciones de puntos. Durante la carrera llegaron a ocupar la sexta posición, algo por lo que el equipo parecía poder pelear de cara al último 'stint'. Al final, completaron 81 vueltas y fueron la quinta retirada del día en una jornada en la que los de casa se quedaron sin recompensa más allá del apoyo y la calidez de un público bastante entregado a pesar de las altas temperaturas.

El resultado mantiene al equipo G-Drive en primera posición de la general pero con una ventaja 13 puntos mayor (era de 3 y ahora de 16) que antes de la cita española sobre el segundo clasificado, el coche número 28 de IDEC Sport que en Barcelona finalizó en quinta posición. El equipo Graff escala al tercer puesto con su primer podio del año aunque a nueve puntos del IDEC Sport. En la clase LMP3, la victoria del Inter Europol combinada con el abandono del Eurointernational hace que los primeros sean ahora los nuevos líderes de la general. Lo mismo sucede entre los GT's, con el equipo Luzich Racing tomando el liderato gracias a su triunfo en Barcelona y el sexto puesto del Dempsey-Proton Racing. La próxima carrera tendrá lugar el día 31 de agosto en Silverstone, siendo también una prueba de 4 horas, como todas las de unas ELMS que seguirán en Spa-Francorchamps en septiembre y terminarán en Portimão en octubre.