CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Gunther Steiner confirmó que Haas F1 estaba al borde de la quiebra financiera

Humberto Gutiérrez | 20 Sept 2021
mick_schumacher_nikita_mazepin_haasf1_monza_2021_21
mick_schumacher_nikita_mazepin_haasf1_monza_2021_21

La elección de dos pilotos debutantes para afrontar esta temporada, aunque previamente había dicho que era un gran riesgo, llevaba a pensar que las finanzas de la escudería Haas F1 no estaban saludables. En efecto, Gunther Steiner, jefe del equipo, declaró que de mantener a Romain Grosjean y a Kevin Magnussen en la alineación titular, lo más probable es que a estas alturas Haas F1 no estaría presente en la Fórmula 1 puesto que se hubiera declarado en quiebra. Mick Schumacher y Nikita Mazepin se presentaron como alternativas que traían recursos y eso fue suficiente para contratarlos.

Haas F1 adolece de inversionistas y patrocinadores, si bien Magnussen aportaba algo de dinero a través de su respaldo personal, el mismo no era suficiente como para asegurar la nómina de empleados a mediano plazo. También el equipo arrastraba el fiasco que representó su asociación con Rich Energy, así que estaba al borde de la quiebra. Se debe tener en cuenta que más allá de los dos coches en pista, existen muchas familias que dependen de la presencia de la escudería en la parrilla. En caso de quedarse con el piloto danés, lo más probable es que ni siquiera hubiese terminado la temporada porque el equipo estaría vendido, o negociado su asiento, debido a las deudas.

Mick Schumacher, además de fortalecer el vínculo con Ferrari, aporta recursos financieros a través de sus patrocinadores personales, en tanto Nikita Mazepin es quien prácticamente salvó la temporada de Haas F1 puesto que su padre, mediante el apoyo de la empresa Uralkali, aseguró el presupuesto para estar en pista sin mayores preocupaciones que el deficiente rendimiento del VF-21. Al respecto, Steiner manifestó que el coche no está a la altura de pilotos experimentados, así que difícilmente alguno se hubiese interesado en pagar para quedarse con un asiento.

En palabras de Gunther Steiner:

Debía encontrar una oportunidad para mantener vivo al equipo, por lo tanto debí tomar decisiones difíciles. No hubo enojo ni descontento, fue solo una decisión comercial. Si hubiéramos conservado a Kevin [Magnussen], Haas no hubiera sobrevivido, Kevin no habría tenido un coche de todos modos. Otra razón fue el coche, no tiene sentido tener pilotos aquí que no estén satisfechos, al menos los novatos aprenden y ganan experiencia.

Vía | Nextgen Auto