Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Monoplazas
Logo Icon

3 MIN

James Hinchcliffe anuncia su vuelta a Andretti para la Indy 500

Después de tener su participación para estas 500 millas de Indianápolis en duda, finalmente James Hinchcliffe estará en la mítica cita estadounidense un año más y lo hará junto al equipo Andretti Autosport. Un asiento codiciado los últimos meses, para el cual sonaba Fernando Alonso, antes de que Honda decidiera vetarle para correr con sus motores. Finalmente ha sido el canadiense el elegido para disputar la Indy 500 con el coche #29, patrocinado por Genesys, con el cual también estará en el Gran Premio de Indianápolis en el circuito rutero y en las 600 millas de Texas, la segunda gran prueba en ovales de la temporada.

Hinchcliffe estuvo tres años en Andretti entre las temporadas 2012 y 2014 de la IndyCar, con los que consiguió tres victorias y dos octavos puestos en la clasificación general como mejores resultados. Siendo uno de los pilotos más carismáticos de la categoría, su espectacular accidente en 2015, que casi le costó no volver a correr, le tuvo apartado más de medio año, antes de volver con Schmidt Peterson Motorsports para disputar ininterrumpidamente el campeonato hasta el año pasado. Pese a tener contrato con ellos par esta campaña, unos problemas mediáticos con una sesión fotográfica le bajaron del ahora renombrado McLaren SP.

A través de las redes sociales, la empresa de soluciones innovadoreas Genesys se puso en contacto con el, para financiar su asiento para las 500 millas de Indianápolis de este año. Con el asiento de Andretti apalabrado para Alonso, las opciones que más sonaban eran Dale Coyne y Rahal Letterman Lanigan, este último en lo que parece haber sido un contrato ya firmado que ha sido frustrado en el último momento por causas desconocidas. La situación de Fernando Alonso se iba también al traste, con el asturiano relacionado de nuevo con el tercer monoplaza que ARROW McLaren SPM tendrá en las 500 Millas de Indianápolis.

Finalmente, Hinchcliffe volverá con Michael Andretti y buscará su tan ansiada victoria en la Indy 500. Una carrera que le ha dado grandes momentos como su pole en 2016, un año después de su accidente, pero que también le ha jugado malas pasadas, como cuando no se clasificó en 2018. Este año tendrá una de las mejores armas para vencer en la brickyard.

Honestamente, es muy agradable poder anunciar buenas noticias. No es ningún secreto que la temporada 2020 no será exactamente lo que esperábamos, pero poder comenzar el año nuevo con el anuncio de que Genesys intervendría para salvar nuestra temporada y asociarse con nosotros fue increíble, y ahora agregar la próxima gran pieza en mi programa con Andretti Autosport realmente hace que parezca que el impulso está yendo en nuestra dirección. ¡No puedo esperar para trabajar con este grupo nuevamente y volver al volante de un monoplaza de la Indy!

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable