Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

3 MIN

Jean Todt también quiere que la Fórmula 1 reduzca la telemetría y las ayudas a los pilotos

El Gran Premio de Gran Bretaña fue una carrera plagada de imprevistos, incluso antes de empezar, justo cuando uno de los mecánicos descubrió que había unas grietas en el alerón trasero del RB15 de Max Verstappen, algo que también sucedía en el coche de Pierre Gasly y que obligaba a los hombres de Red Bull Racing a trabajar a solo unos minutos de que comenzara la vuelta de calentamiento. También hubo sorpresas fuera de las pistas, con declaraciones como las del propio Jean Todt, el cual confirmó que la FIA estaba barajando la opción de recuperar los repostajes para la Fórmula 1 del futuro. Sin embargo, el francés apuntó a otros cambios que le gustaría para el campeonato.

En declaraciones al medio brasileño Globo Esporte, el dirigente francés apuntó a que además de un posible regreso de los repostajes para aligerar los actuales monoplazas y además reducir las dimensiones de los mismos, también le gustaría eliminar ciertos sistemas o asistentes con los que cuentan actualmente los pilotos que en el pasado llegaron a decidir incluso mundiales. Entre algunas de las tecnologías que le gustaría retirar sería precisamente el “Anti-Stall” un elemento que permite que el motor del monoplaza no se llegue a calar en caso de que por ejemplo el competidor suelte el embrague de forma inadecuada, algo que le costó por ejemplo el título Mundial a Michael Schumacher en aquel Gran Premio de Japón de 1998.

Tenemos que considerar la lista de todas las ayudas para los pilotos. ¿Por qué tenemos esto? Queremos más oportunidades para que un piloto cometa un error. Como sucedió cuando Michael (Schumacher) probablemente perdió el campeonato en 1998.

El otro elemento que propone Jean Todt estudiar su regulación es la telemetría de la que disponen los equipos, especialmente la que les llega a tiempo real desde los coches. Según el presidente de la FIA, hay que buscar cómo hacer la carrera más imprevisible, en este caso dejando a ciegas a los equipos y siguiendo con esa estrategia de eliminar ayudas a los pilotos como ya fue la limitación gradual de los mensajes de radio que podían realizar las escuderías desde 2015. No sería una novedad para la FIA esta decisión de reducir la información que reciben los competidores, con otros campeonatos como el WRC también eliminando los splits para reducir las estrategias.

Todos de lo que debemos deshacernos. Queremos que las carreras sean más impredecibles. Si queremos más imprevisibilidad, debemos deshacernos de la telemetría. Debemos deshacernos de la ayuda a los pilotos. Debemos deshacernos de las 50 personas en la fábrica esperando. Eso es lo que necesitamos.

Obviamente los monoplaza actuales siguen arrojando datos más que necesarios que los equipos deben conocer. Buena muestra de ello fue el incidente ocurrido con Alex Albon que privó al británico-tailandés de un resultado mejor cuando estaba claramente en la pelea por meterse entre los 10 primeros. El de la Scuderia Toro Rosso sufrió un problema eléctrico en su STR14, algo que llevó al equipo a tomar la decisión de no hacer una segunda parada porque en esos momentos no se podía garantizar la seguridad de los mecánicos a la hora de realizar el cambio de gomas ante el riesgo eléctrico.

Vía | Globo Esporte

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable