Joey Logano roba el título de la Monster Energy NASCAR Cup Series al Big Three y rompe la sequía de Ford

 | 

La noche de Miami concluyó una vez más las temporadas de NASCAR y lo hizo con un pequeño contraste. Si bien las rondas coronables de la Camping World Truck Series y de la Xfinity Series fueron más bien dominios poco aconsejables, la Monster Energy NASCAR Cup Series dio una cita igualada entre sus cuatro contendientes con triunfo final para el más inesperado: Joey Logano se llevó la victoria y el título frente a un peleón Martin Truex Jr. y a dos perdidos Kevin Harvick y Kyle Busch. El primer título de Logano es también el primero de Penske desde el que obtuvo Brad Keselowski en 2012 y el primero de Ford desde 2004, rompiéndose así la marca del óvalo su mala racha (que se ampliaba a 2002 en el caso del campeonato de marcas).

Denny Hamlin salía en pole position y tomaba la delantera con cuarto segundos de ventaja sobre Kyle Busch, mientras Truex intentaba un adelantamiento arriesgado al comienzo y se quedaba por detrás de los Penske de Brad Keselowski y Logano, que efectuaban una salida tan prudente como efectiva. Keselowski estuvo a punto de chocar con Kyle Weatherman y acabó cediendo con Logano, Harvick y Truex, que se juntaban en la lucha por el título. Harvick salía 10º y se situó tercero en poco tiempo al rebasar a Logano y a Truex, poco antes de empezar la ronda de paradas en la que el de Furniture Row tardó una vuelta más que sus rivales en detenerse.

Harvick demostró una increíble velocidad en pista y en boxes, pasando a Kyle Busch en la primera parada y al escapado Hamlin en la recta trasera para situarse líder en la vuelta 43. Kyle Larson pasó a Logano por el interior de la primera curva y se fue al exterior para pelear la tercera posición al de Penske y a Hamlin, yendo a por Kyle Busch y cazando por ritmo a Harvick. Harvick, Larson, Kyle Busch, Logano y Truex ocuparon el primer top 5 del día después de dejar a pilotos como Hamlin, Keselowski y Kurt Busch y tardar poco en centrar la acción en la lucha por el campeonato.

Busch perdió seis posiciones en boxes y se vio forzado a una remontada rápida en el comienzo del segundo segmento, dónde Harvick resalió mal y fue rebasado por Larson y Logano. Logano llegó a situarse líder en la vuelta 91 y Larson le devolvió la gentileza en la vuelta 105, siendo además el de Ganassi el primer piloto en parar en boxes por gasolina a mitad de la segunda parte. Busch era sexto y perdió aún más terreno en otra  detención, cediendo con Aric Almirola y los otros Stewart-Haas de Kurt Busch y Clint Bowyer, que adelantaron sus respectivas paradas.

Larson tomó un margen de tres segundos sobre Harvick y siete sobre Truex que quedó en nada cuando el trozo de un coche (probablemente el de un dañado Erik Jones) cayó sobre el asfalto y forzó la primera caution legítima de todo el fin de semana. Truex intentó adelantar a Larson en la resalida pero quedó vendido con Harvick, Logano y Kyle Busch, que le pasaron por el exterior. Recuperó Truex la posición con Busch y pudieron mantener los puestos, no así el liderato que retomó Larson en la última vuelta frente a un calmado Harvick que no tuvo problemas en cederle la victoria en el segundo segmento. Logano, Truex y Almirola les siguieron.

Logano, Harvick, Truex y Kyle Busch salieron los cuatro primeros de boxes y el de Gibbs resalió mal, perdiendo contra Larson y buscando la remontada inmediata. Truex rebasó a Harvick por el interior después de que Logano cerrase al de Stewart-Haas por esa misma línea y ambos se escaparon con relativo éxito hasta que Larson les alcanzó. Sin embargo, el piloto de Ganassi saboteó sus propias opciones al tocar el muro en repetidas ocasiones y acabó machacando su coche, sacando la caution cuando iba segundo entre Logano y Truex. En boxes Kyle Busch volvió a perder posiciones y se vio forzado a otra recuperación rápida.

Logano y Truex batallaron en la resalida en el último cuarto de carrera, llegando a tocarse brevemente y manteniendo el paralelo durante dos giros. Logano tomó una diferencia de de un segundo respecto al Toyota #78, a quien presionó brevemente Harvick antes de alejarse. Kyle Busch recuperó la cuarta posición gracias a Hamlin aunque no tenía el ritmo para seguir a los otros tres rivales y volvía perder con su compañero. Truex alcanzó a un Logano irregular que comenzó a perder el coche en varios lugares y el vigente campeón pasó al de Penske a falta de 50 vueltas, tomando el liderato y dejando atrás a la competencia en un momento oportuno.

Jones y Chris Buescher tuvieron dos roces con el muro y sus accidentes no provocaron la bandera amarilla, yendo a por las últimas paradas en bandera verde. Harvick paró a falta de 36 vueltas y realizó un undercut importante una vuelta antes que Logano y un Truex al que se le cayó el gato en la parada y perdió tres segundos que podían condenar sus opciones; Truex tardó poco en adelantar a Logano y ambos rodaban cerca de Harvick. Kyle Busch tenía un coche con mucho subviraje y prefirió alargar su parada, culminando con éxito su estrategia cuando Keselowski se llevó por delante a Daniel Suárez en un 4-wide en la curva 2 entre doblados.

Busch, Truex, Logano, Harvick resalieron al frente a falta de 15 vueltas y pusieron todas las tablas sobre la mesa para ganar la Cup Series. Busch resalió mal en cabeza y permitió que Truex se situase primero, yéndose fácilmente el de Furniture Row de su futuro compañero de equipo. Logano respondió rápidamente y adelantó a Busch, que se descolgó por ritmo a pesar de disfrutar de gomas nuevas y no pudo evitar ser relegado por un tardío Harvick. Se fue Logano directo a por Truex y le pasó a falta de 12 giros, escapándose progresivamente para evitar que se le desgastasen de nuevo  los neumáticos que le costaron mantener en tandas largas.

En una temporada de dominio del Big Three y con dos protagonistas destacados dentro de ese trío, primó la cuarta opción en el momento de la verdad. Logano venció su tercera carrera de la temporada por delante de los cuatro triunfos de Truex y los ocho de Harvick y Kyle Busch, dando el primer trofeo a Penske en seis años y primero a Ford en 14. Keselowski y un sorprendente Matt Kenseth fueron quinto y sexto en una buena parte final, cerrando Kurt Busch el top 10 en su posible última carrera con Stewart-Haas mientras Hamlin (12º) y Jimmie Johnson (14º) cerraron un año sin victorias por primera vez en sus carreras deportivas en la Cup Series.


Lee a continuación: Fernando Alonso apunta a que su programa para 2019 tendrá más carreras ‘icónicas’

  • M.A.

    “Si bien las rondas coronables de la Camping World Truck Series y de la Xfinity Series fueron más bien dominios poco aconsejables…”
    Por favor Hector, explica que significa esta expresión.
    No acabo de entender….