Kevin Harvick retoma el dominio donde lo dejó

 | 

Segunda carrera de 2018 en un milla y media, segunda carrera demasiado tranquila y con un ganador claro. La Monster Energy NASCAR Cup Series no tuvo un buen día en Las Vegas, dónde cualquier atisbo de emoción quedó aniquilado más rápidamente que en Atlanta ante el asombro general. El radiante sol que cayó sobre la ciudad del pecado iluminó fervientemente a Kevin Harvick, que consiguió su 39ª victoria en la Cup Series y la número 100 entre las tres categorías nacionales de NASCAR. Harvick también logró su primera sucesión de triunfos desde los que obtuvo en Las Vegas y Phoenix a comienzos de 2015.

El poleman Ryan Blaney fue rápidamente adelantado por Harvick, vencedor autoritario en Atlanta que buscaba ganar en otro milla y media. Martin Truex Jr. también adelantó a Blaney pero su bondad en este tipo de óvalos quedó relegada ante los dos segundos de ventaja de Harvick. El de Stewart-Haas llegó a adquirir cinco segundos al frente y gestionó dicho margen con tranquilidad, llegando a evitar doblar a su compañero Aric Almirola para generarle más problemas.

A.J. Allmendinger se generó un pinchazo lento al chocar en la curva 4, un pinchazo que puso en alerta a los demás equipos. Los pilotos entraron antes de tiempo en boxes para cambiar neumáticos y llenar gasolina, aconsejados por sus equipos para partir el stint de combustible en dos. Los Front Row de Michael McDowell y David Ragan alargaro su detención y llegaron a ser primero y segundo, recibiendo un pequeqño minuto de gloria antes de ser adelantados. Harvick dominó el primer segmento, seguido de Truex Jr., Kyle Larson, Blaney y Joey Logano.

Blaney pasó a Larson en la resalida y atacó a un Harvick que no tardó en escaparse, adquiriendo un segundo sobre el resto en apenas dos vueltas. Esa segunda parte fue aún más calmada hasta la llegada de la segunda ronda de pit stops, sin cambios en el orden a pesar de la detención prolongada de Kyle Busch y el drive-through de Denny Hamlin, que se pasó de velocidad en la entrada del pit lane. Busch y Larson subieron posiciones con coches mejorados en tandas largas, a la vez que Jeffrey Earnhardt se iba al muro sin dejar restos en la pista. Harvick, Blaney, Larson, Logano y Kyle Busch formaban el top 5 al final del segundo segmento.

Logano y Kyle Busch le arrebataron el liderato a Harvick en boxes, pasando Blaney al de Toyota para formar un provisional doblete de Penske en los últimos 100 giros. Jamie McMurray provocó la primera caution por incidente de la tarde al irse al muro de la curva 2, sin tracción en sus gomas. La estrategia cambió con el accidente del de Ganassi, ya que todos los pilotos eligieron montar cuatro neumáticos menos el líder Logano, que puso dos, y un Truex Jr. que directamente no pasó por el pit lane. Varios pilotos pasaron al vigente campeón, beneficiado por el choque entre Kurt Busch y Chase Elliott en la recta de meta.

Harvick y Blaney se quitaron de encima a Logano en la siguiente resalida, dónde Truex Jr. subió en el pelotón con neumáticos más frescos tras haber parado después del accidente de Elliott y Kurt Busch. Truex empezó a sufrir una vibración que no le impidió alcanzar a Larson y a Logano, pasando el de Ganassi al de Penske cuando el #22 estuvo a punto de chocar con el doblado Earnhardt. Kyle Busch y Truex también dejaron atrás a Logano rodeándole por el interior y el exterior, quedando Logano como la carne entre los dos trozos de pan que simbolizaron los dos Toyota.

Busch y Truex alargaron sus paradas en busca de un mayor rendimiento a posteriori, hecho que también copiaron Hamlin, Alex Bowman y Clint Bowyer, lejos de la lucha por la victoria. Keselowski se puso segundo, nada cerca de Harvick pero por delante de otros rivales a los que pasó al parar antes y aprovechar la mayor cantidad de vueltas con goma fresca. Kyle Busch adelantó a Larson, Blaney y Keselowski en pocas vueltas para ponerse segundo y presionar al autoritario líder Harvick en los instantes finales. Larson intentó seguirle el ritmo y atacó a los Penske cuando pudo.

Respondió Harvick contundentemente al frente, ampliando la diferencia con Busch hasta los tres segundos y distanciándose de nuevo. Ganó el #4 por segunda semana consecutiva, doblando al décimo clasificado y demostrando un gran dominio en el comienzo de 2018. Busch finalizó segundo, por delante de unos ascendentes Larson y Truex Jr. y un descendente trío de Penske formado por Blaney, Keselowski y Logano. Erik Jones y Paul Menard se agarraron sólidamente a un top 10 que cerró un correcto Almirola. Johnson sacó una valiosa 12ª posición a pesar de finalizar doblado, mientras que la estrategia perjudicó a Bowman y a Hamlin, 16º y 17º.

Lee a continuación: Estreno triunfal en la Camping World Truck Series