Kyle Busch gana sin dominar en una remontada tranquila en Bristol

 | 

Las gradas vacías laterales del Bristol Motor Speedway dejaron ver las vergüenzas de NASCAR aún más si cabe, en una cita primaveral excitante dónde los Penske demostraron mayor ritmo y perdieron ante una nemésis habitual. Que Kyle Busch gane una carrera de NASCAR en Bristol no es un hecho extraño, ya que el piloto más en forma de la Monster Energy Cup Series ha logrado siete triunfos en el óvalo con forma de estadio. Lo que sí ocurrió es que el de Joe Gibbs Racing no dominó el evento, obligado a remontar después de un toque en la segunda vuelta del que se recuperó rápidamente sin llegar a ser doblado dentro del mismo primer segmento.

William Byron envió al muro a Aric Almirola en paralelo en la segunda vuelta, aunque la caution no salió por ellos sino por el golpe de Ricky Stenhouse Jr. a Kyle Busch. Ryan Preece dañó su coche esquivando la colisión de Stenhouse y Busch y trompeó cuarenta vueltas después, provocando una reacción en cadena en la que Corey LaJoie se llevó por delante al líder Chase Elliott, que controló desde la pole position en los primeros metros. Erik Jones y Ryan Blaney adelantaron a Denny Hamlin en la resalida y Blaney se puso líder en el duelo entre jóvenes promesas ya confirmadas en la zona alta de la parrilla.

Kyle Larson entró en boxes en una estrategia invertida y perdió tres giros al ser sancionado por perder sus mecánicos un neumático en su parada, distancia a la que también estaba Kevin Harvick con daños. Blaney era líder con una cierta distancia y encabezó un nuevo dominio de Ford con Clint Bowyer, Joey Logano y Brad Keselowski en las cuatro primeras posiciones, alcanzando Bowyer al Penske #12 por el liderato. Daniel Hemric trompeó empujado por Ross Chastain a falta de siete vueltas para el final del primer segmento y algunos pilotos no pararon en boxes, ganando Ty Dillon en paralelo con Bowyer a Keselowski, Logano y Jimmie Johnson.

Logano y Keselowski tomaron el liderato y el campeón de 2018 se escapó del de 2012. Doblados como Timmy Hill intervinieron en la pelea y distanciaron de forma involuntaria a Keselowski, que quedó junto los ascendentes Kyle Busch y Martin Truex Jr. Elliott se llevó por delante a Matt Tifft poco después de ser doblado por la cabeza de carrera, mientras Ryan Newman, Chris Buescher, Matt DiBenedetto y los hermanos Dillon rondaban un nada habitual top 10. Truex sufrió un pinchazo lento cuando iba segundo en los últimos giros de la segunda parte, que Logano ganó a Blaney, Newman, Keselowski y los hermanos Busch.

Blaney se puso líder en el pit lane y Newman y Buescher aumentaban su caché colándose en el top 5 junto a Kyle Busch y al trío de Penske. Truex se tocó ligeramente con Darrell Wallace Jr. en la recta de meta y una pequeña parte del Gibbs #19 se descolgó, generando una caution rápida en la que las estrategias variaron más y Daniel Suárez fue sancionado con una vuelta al realizar su paradafuera del rectángulo reglamentario. Blaney, Logano y Bowyer se vigilaron en los tres primeros lugares entrando en el último tercio de carrera, acercándose Kurt y Kyle Busch a los Ford entre más doblados.

David Ragan rozó el muro de la curva 2 sin llegar a activar la bandera amarilla que llegó por restos en pista. Bowyer le quitó el liderato a Logano justo antes de dicha caution e intentó aguantar la privilegiada posición sin éxito ante el avance de Kyle Busch, que le pasó por el interior. Bowyer y Logano siguieron el ritmo del Toyota y le acabaron adelantando con mayor ritmo en sus Mustang, recuperando Logano el terreno perdido en boxes. Larson golpeó a Bayley Currey y a Byron de camino a una nueva interrupción en la que Hamlin intentó liderar con solo 2 gomas nuevas pero fue penalizado por pasarse de velocidad en el pit lane.

Newman y Blaney se tocaron en el top 5 y Bowyer y Elliott pincharon simultáneamente en dos situaciones distintas a falta de 70 vueltas, tocando Logano al Stewart-Haas y viéndose Elliott en el choque de Newman y Blaney. El trío de Penske se las vio con Kyle Busch y Keselowski y Logano rebasaron al Gibbs en el duelo de campeones de la categoría, perdiendo Buescher el sexto puesto con un pinchazo. Logano volvió a pasar a Keselowski y ambos pedían un posible doblete para Penske interrumpido por dos golpes seguidos de Larson contra los duros muros de Bristol a falta de 22 giros. Los Penske no dudaron en pasar por el pit lane, pero varios pilotos no lo hicieron. 

Los Busch, Suárez, Paul Menard, Newman y Bowyer siguieron en pista y el ataque de Penske quedó neutralizado por el exceso de rivales que no siguieron su camino y una sanción a Keselowski por saltarse la resalida. Kurt Busch presionó a su hermano y se alejó con un par de roces al muro, venciendo Kyle en una remontada paciente y medida. Kurt Busch, Logano, Blaney y Hamlin le siguieron, Menard sacó un útil 6º puesto por delante de Bowyer, Suárez y Newman; DiBenedetto y los Dillon acabaron en la vuelta del líder en un día de aguante y Truex, Keselowski y Larson fueron doblados con inconveniencias de distinto tipo.

Lee a continuación: Denny Hamlin gana sobreponiéndose a dos penalizaciones y dos «no entradas» a boxes