CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

La FIA da luz verde a que los retrovisores se monten sobre el Halo

Iván Fernández | 28 Abr 2018
f1_retrovisores_halo_temporada_2018_f1
f1_retrovisores_halo_temporada_2018_f1

Todo en la Fórmula 1 es susceptible de evolucionar y convertirse en un elemento clave del monoplaza. Obviamente, la introducción del Halo también entraba directamente en esta sentencia, especialmente después de haber decidido la FIA de forma unilateral el introducir este dispositivo de protección para la cabeza de los pilotos, obligando a los equipos no sólo a realizar un replanteamiento aerodinámico, sino también a reforzar el chasis para que este pudiera absorber las grandes cargas de test que aplicaba el departamento técnico de la Federación para probar la eficacia de este.

Sin embargo, desde que fue presentado el concepto Halo, una de las principales preocupaciones fue precisamente el tema de la visibilidad, algo que se confirmó que no estaba totalmente solucionado cuando se tuvo que cambiar la posición de los semáforos en los circuitos con el fin de que todos los pilotos pudieran tener una imagen clara a la hora de las salidas. Si ha habido problemas en lo que se refiere a la vista por delante, no ha sido menos también la visión de la parte trasera de cada uno de los monoplazas.

Completados los tres primeros Grandes Premios de la temporada, los equipos han recibido el visto bueno por parte de la Federación para cambiar el montaje de los espejos retrovisores y poder realizarlo directamente sobre el Halo. El anuncio llegaba de la mano de Nikolas Tombazis director técnico de la FIA en la antesala del Gran Premio de Azerbaiyán que se disputa este fin de semana, apuntando además que las medidas reglamentarias de los espejos se mantendrán sin variar (150 milímetros de ancho por 50 milímetros de alto), pero que se permitirá utilizar soportes directamente anclados al Halo.

Con todo ello se plantea una problemática. No es la primera vez que uno de los espejos se desprende por estar mal fijado o por algún defecto del material, lo que suele generar una situación peligrosa al encontrarnos con un objeto que puede interponerse en la trayectoria de los monoplazas y repetir un accidente similar al del GP de Hungría de Felipe Massa. Con la posición incluso más alta, esta situación podría incluso ser más peligrosa al aumentar las posibilidades de que el retrovisor golpee a otros pilotos, o en otro escenario, al mismo piloto que se encuentra en dicho monoplaza.

Obviamente la FIA deberá realizar incluso test más exhaustivos de cara a asegurarse de que se dan todas las condiciones necesarias para asegurar que no se interfiere en el posible rescate de los pilotos. Por su parte, para los equipos se abre una nueva oportunidad de redireccionar el aire para mejorar la efectividad del alerón trasero.