CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula E

2 MIN

La Fórmula E contará con dos niveles de potencia para animar las carreras

Iván Fernández | 7 Jun 2018
audi-fe05-etron-formulae-fia
audi-fe05-etron-formulae-fia

Ha sido el otro gran punto confirmado por la Federación Internacional de Automovilismo en la reunión del Consejo Mundial del Motor en Manila durante la jornada de hoy. Además de presentar el calendario para la quinta temporada, la FIA ha hecho oficial las informaciones que venían deslizándose durante las últimas semanas: los monoplazas contarán con dos modos de potencia durante la disputa de las carreras.

Sin embargo, no será un ‘push-to-pass’ al uso o el criticado ‘FanBoost’, finalmente los ePrix estrenarán una variable estratégica por la que los pilotos podrán disponer de más rendimiento durante una parte de carrera después de ser activado al atravesar una zona marcada en el circuito. El ‘estilo Mario Kart’ al que hacía referencia Alejandro Agag hace unas semanas de forma poco afortunada se ha confirmado como una suerte de zona de aceleración por la que los pilotos podrán pasar para pasar del modo de potencia normal situado en 200 kW, al máximo rendimiento de 225 kW.

Esta zona que activará dicho modo de potencia máximo (denominado por algunos medios provisionalmente como ‘Hyperboost’) estará marcado para que los espectadores, tanto televidentes como presenciales, puedan saber en qué momento lo activa cada piloto, e incluso los diodos de luz presentes en el Halo permitirán ver en qué modo de rendimiento rueda cada monoplaza a través de la utilización de dos colores distintos claramente diferenciables.

Por su parte, el ‘FanBoost’ seguirá presente en el desarrollo de las carreras, en este caso activándose únicamente en los periodos de máxima potencia, proporcionando 100 kJ que elevarán la potencia máxima hasta los 250 kW, algo que se evidenciará en la velocidad de cada uno de los coches, con una diferencia que llegará hasta casi los 70 CV de potencia. Por su parte, el número de activaciones y la duración de estos periodos será determinado por la FIA en cada carrera dependiendo de las características de cada circuito.

En cuanto a la duración de las carreras, se fija que cada prueba contará con 45 minutos y una vuelta final tras la que se dará el banderazo final. En principio, estamos hablando que con la llegada de los nuevos monoplazas Gen2, además de mayor carga aerodinámica y más potencia, también se podrán cubrir por completo estos tres cuartos de hora sin paradas en boxes gracias a las nuevas baterías diseñadas por McLaren