La imagen del día: los Safety Cars consecutivos que auparon a Mercedes

 | 

Falta que la Fórmula 1 vaya a Sochi para que vea algo de variedad respecto a las últimas carreras, y no precisamente la variación que necesitaba el Mundial. Mercedes logró su octavo doblete de la temporada (primero desde Gran Bretaña) y Lewis Hamilton y Valtteri Bottas extendieron sus propias ventajas y el liderato de la marca alemana sobre el resto de la parrilla. Sin embargo, la sexta victoria consecutiva del equipo dominador de la era turbo en tierras rusas no fue tan fácil como las anteriores y necesitó de un componente nada habitual en la tierra de las matrioshkas: los coches de seguridad.

La mejor salida de los Ferrari dejó a Sebastian Vettel líder y al poleman Charles Leclerc segundo, obligado Hamilton a mantener el interior frente a un atacante Carlos Sainz que estuvo a punto de adelantarle. La Scuderia decidió que Leclerc se pusiera líder en boxes y alargó la parada del alemán en cuatro vueltas para que ellos sucediera, pero el MGU-K de Vettel cedió en la misma vuelta en que el tetracampeón salió del pit lane y forzó la aparición de un Virtual Safety Car que le vino como anillo al dedo a Mercedes: la distancia entre Hamilton y Bottas les permitió a ambos realizar su detención sin problemas y salir por delante de Leclerc.

Inmediatamente después del final del Virtual Safety Car salió otro físico por un accidente de George Russell, en dirección al muro de la curva 8 con probables gomas frías. Leclerc había sido perjudicado por el Virtual y volvió a entrar en boxes para montar neumáticos blandos y ponerse en igualdad de condiciones con los Mercedes. Quedaban 20 vueltas y el teórico ritmo superior del Ferrari era un estímulo que debía ayudar a ver más acción en la lucha por la victoria... sin embargo, la teoría no pasó a ser práctica y el piloto monegasco apenas pudo asomarse a Bottas en un par de ocasiones en su aproximación progresivo, conformándose con el tercer puesto.

Volvió a la senda del triunfo Mercedes después de una sequía de tres carreras, igualando aun así la más larga de su era de dominio. Pero irónicamente el ritmo no fue el más efectivo y el equipo germano acabó acumulando una serie de circunstancias oportunas, fruto primero de la rotura de Vettel (con la que se puede argumentar que Ferrari se ha pegado un tiro involuntario en el pie) y después con el choque de un Russell motorizado por Mercedes. También es Mercedes el coche de seguridad pilotado con solvencia por Bernd Mayländer. Todas las casualidades sonrieron a la marca de la estrella en un escenario de bondad habitual, aunque no de mayor rapidez hoy.

Lee a continuación: La imagen del día. Sobre raíles.

  • almafuerte

    Lo de Rassel fue rarísimo. No recuerdo, seguramente si, paro a cambiar ruedas con el VSC y da la impresión que al reanudarse la acción se encontró con los neumáticos demasiado fríos, se vio clara la bloqueada, pero no es una curva tan exigente y además dio la impresión de no poder seguir frenando. Además poco después retiran el coche de Kibica sin daños visibles. Todo esto me hace pensar en problemas de frenos. Puede ser que venían a demasiada temperatura y al enfriarse tan deprisa salto el problema, por que sino me equivoco Kubica se retira justo después de SC, quizá para evitar males mayores.
    Sea como sea, que porquería de trasado.

  • Ferran Pistola

    Los SC... o el desgobierno en Ferrari. La jugada de Vettel no devolviendo la posición a Leclerc provoca que en Ferrari hagan un undercut entre ellos en vez de defenderse de los mercedes. Si Vettel deja pasar a Leclerc, hubiesen cubierto el undercut de los mercedes y listo. La otra opción era que Binotto le dijese a Charles que dejase las quejas y que se centrase en defenderse de los Mercedes.
    El monegasco me defraudo al final cuando con mejores gomas no fue capaz ni de ponerse en paralelo con Bottas.

    • Folco

      Hoy Vettel tenía más ritmo que Leclerc, claramente, Si Leclerc se le hubiese ido encima a Vettel, no me cabe dudas de que el alemán hubiese cedido. Si Ferrari no se hubiese empeñado en poner primero a Leclerc, después de los pits stop hubiesen seguido con el 1 - 2.
      Es claro el problema de gestión que tiene Ferrari, en carreras donde debieron apoyar a Leclerc no lo hicieron, y hoy que no debieron hecerlo, lo hacen.
      Como dijo alguién, no supieron leer la carrera.

      • Ferran Pistola

        Ya sabemos como afecta el ir detrás de un coche con estos F1. De toda formas yo ahí no entreo. Yo entro en que Binotto tiene que mandar. O bien hace parar a Vettel y que sigan con el plan establecido, o bien le dice a Leclerc que apechugue y se deje de quejas. Así se hubiesen centrado en los Mercedes y no en luchar entre ellos mismos.
        Pero el jefe del equipo es el que en situaciones tensas como la de hoy se tiene que imponer: "Aquí mando yo, y si te digo que dejes pasar a tu compañero, le dejas pasar. Y si te digo que te quedes 2º aunque tuviesemos otro trato, te quedas 2º".
        Más en Ferrari, que tiene uno de los pocos coches que puede ganar carreras y que no tiene pilotos de pago. Si no aceptas las órdenes y no estás agusto, seguro que hay pilotos buenísimos dispuestos a ocupar tu sitio.

        • Folco

          Completamente de acuerdo en el accionar de binotto.
          Se corre el riesgo de que Ferrari se transforme en Haas en lo que respecta a gestión de pilotos.

        • Basauri

          Todo correcto pero si en Monza un piloto se la juega a otro, no puedes pretender que todo quede solucionado con un "te perdono". Le perdonas tú, pero no el compañero que siente que Leclerc se la ha jugado. Binotto fue blando con Leclerc y de ahí la guerra que tienen montada.

          • Ferran Pistola

            El piloto no, pero ahí debe estar el jefe de equipo para mandar, ¿no? Y si no estas de acuerdo, adiós. Me da igual que sean órdenes a Vettel a Leclerc o a Hamilton.

          • Basauri

            Y cuál es el castigo para el piloto que no obedece, porque en Monza nadie castigó a Leclerc y sentaron un precedente.

          • Ferran Pistola

            No ganar en Singapur. De todas formas, no es cosa de castigar o no castigar; es cosa de quien manda en Ferrari ¿El jefe, o los pilotos? No estoy criticando a Vettel ni a Leclerc, estoy criticando a Binotto.
            "Aquí mando yo, y si te digo que dejes pasar a tu compañero, le dejas pasar y punto; me da igual monza, singapur o la pretemporada" o "hemos decidido mantener posiciones porque Vettel tiene mejor ritmo, centrate en tu carrera y deja de quejarte por la rádio. Punto"