La IndyCar restringirá la información con respecto al push-to-pass

 |  @X3Humberto  | 

A partir de la temporada 2020, los equipos que participan en la IndyCar no tendrán información que revele la disponibilidad del push-to-pass en sus rivales. Tal normativa se aplicará para que el uso del sistema no coincida ya que se ha observado que los ingenieros alertan a los pilotos, en tiempo real y vía radio, lo que resulta en un uso simultáneo del sistema tanto del perseguidor como del perseguido, resultando en intentos fallidos de adelantamientos.

Lo que plantea la IndyCar en este caso es eliminar la capacidad que tenga el personal encargado de las estrategias para interceptar la información sobre el push-to-pass disponible para cada piloto. Se entiende que la estrategia a aplicar pasaría por restringir ciertos datos del cronometraje oficial para que así los ingenieros no tengan la certeza de quienes están utilizando el sistema.

En tal sentido, se indicó que se enviará solamente una actualización del tiempo de los pilotos una vez finalice cada vuelta, es decir, los equipos no tendrán acceso a los registros parciales. Esto permitirá una mayor diversidad de estrategias porque la activación del sistema se revelará al terminar una vuelta al circuito y no cuando se está implementando, evitando con ello que los pilotos sean alertados y se protejan respondiendo a los ataques con el mismo sistema.

Se había pensado en primera instancia que la IndyCar eliminaría el push-to-pass por considerar que no era tan eficiente como se esperaba. El conceder un impulso adicional de 40 caballos de potencia, durante diez segundos, para circuitos que no sean óvalos era muy buena idea sobre el papel ya que promovería los adelantamientos, sin embargo, en la práctica, no representó una mayor ventaja por la razón ya expuesta.

Un innovador sistema de doble limitador en boxes:

En la carrera que se disputará el próximo mes de julio en el Texas Motor Speedway se estrenará un nuevo sistema de limitador de velocidad en dos fases para el pit-lane con el fin de mejorar la seguridad en los circuitos ovales. Debemos tener en cuenta que en los trazados nos solemos encontrar con que los pilotos que se encuentran rodando en la pista a más de 300 km/h se mezclen con monoplazas muy lentos saliendo de los boxes de realizar su parada.

Es por ello que en Texas se ideó un sistema para que los pilotos mantuvieran el límite de velocidad en el pit-lane de 60 mph, pero subiendo hasta las 90 mph nada más cruzar la línea de salida de boxes, pudiendo de esta forma reducir el diferencial de velocidad entre todos los monoplazas ya entre las curvas 1 y 2. La intención en Texas es que este sistema en dos fases se aplique también la entrada, permitiendo que los pilotos circulen a unas 90 mph a través de la curva 3. Iowa, Gateway y Richmond serían las otras pistas en las que se pretende poner en práctica el sistema, mientras que en la Indy500 no hay lugar debido a la especial configuración de la calle de boxes.

Vía | Racer

Lee a continuación: Alex Palou se marcha a la IndyCar: correrá con Dale Coyne y Team Goh en 2020

  • Enrique Michaelsen

    Sin dudas una gran determinación, los ingenieros "mudos" y el resurgir del piloto quien determinará cuando, mas espectáculo seguro !!!