La NASCAR busca la forma de implementar tecnología híbrida en sus carreras

 |  @fernischumi  | 

Mayo de 2018, la NASCAR abre la puerta a un posible futuro electrificado, en este caso a través de una posible categoría puerta que permitiera mantener la joya de la corona con sus actuales V8, pero que los fabricantes pudieran exhibir sus trenes motrices eléctricos a través de alguna de los campeonatos soporte. Apenas 8 meses después Steve Phelps, presidente de la NASCAR, apuntaba a que llegará el momento en que los fabricantes que participan en la serie acuerden la introducción de motores híbridos en post de salvaguardar sus intereses comerciales.

Ahora que hasta el Ford Mustang prepara una versión híbrida, que el empuje de Toyota o la posible entrada de Nissan apuntan a que la electrificación puede ser un buen camino para la expansión, la NASCAR se asoma al vértigo de un gran cambio de normativa técnica. Algo que sin duda no será sencillo para una categoría que vive anclada en el pasado tal y como recuerda Autoweek en su completo reportaje al destacar que el campeonato norteamericano abandonó los carburadores hace solo seis años, un sistema que lleva sin incluirse en los vehículos de producción desde hace más de dos décadas.

Definitivamente, hay un potencial híbrido en el deporte. No necesariamente en una pista como Daytona, donde está el acelerador apretado todo el tiempo. El híbrido simplemente no funciona, no tiene ningún sentido para eso. Pero ciertamente para pistas cortas y ruteros, puede haber potencial en el futuro - Mark Rushbrook director global de Ford Performance

Mientras que en el WRC la utilización de los vehículos híbridos parece adaptable a la filosofía de la disciplina sin cambiar excesivamente el ADN, utilizando la parte eléctrica especialmente para enlaces, la salida del parque de asistencia o la llegada a las ciudades, en el caso de la NASCAR esta introducción parece mucho más difícil. Obviamente el uso en Superspeedways de un tren motriz híbrido es absurdo, añadiéndole un peso extra correspondiente a las baterías y al motor/es innecesario. La posibilidad de emplearlo en trazados ovales cortos como Richmond o Dover, así como las pistas ruteras.

Queremos ganarnos los unos a los otros en la pista y en el concesionario. La NASCAR reúne a los OEM para hablar sobre lo que podría ser, porque tenemos que pensar en el futuro. Tienes que adelantar el plan. Somos un negocio de largo recorrido, un negocio de automóviles; Cuando se trata de carreras, también tenemos una trayectoria larga. Tienes que tomar decisiones mucho antes de la implementación - Jim Campbell, vicepresidente de GM en Performance Vehicles y Motorsports. 

El presidente de la NASCAR, Steve Phelps, confirmaba que se encuentran valorando todas las opciones, aunque en este caso queda por responder muchas preguntas, entre ellas el cómo, dónde y cuándo. Prácticamente la opinión desde los principales responsables de la serie de Stock Cars es que no se sabe cuál será el plazo para su implementación o el grado de electrificación, aunque se admite, al igual que el IMSA, que llegará. Lo que sí es curioso es la expansión de los híbridos en competición después de que apenas tuvieran protagonismo más allá del Mundial de Resistencia y de la Fórmula 1.

Vía | Autoweek

Lee a continuación: Dane Cameron y Acura Team Penske con la pole en las 12 Horas de Sebring

  • Glemt

    En circuitos ruteros y aquellos ovalos pequeños o en donde se use seguido el freno (los roundabout o Fontana) puwde que resulte. En ovalos, si no es para los pit, no tiene sentido que se use hibridos o eléctricos... Pero es lo que vende ahora

    • Está claro, pero tenemos que tener en cuenta que es contar con un peso extra en todas las carreras sabiendo que en Superspeedways y trazados largos va a ser un sistema inútil. Usar el sistema eléctrico solo para el pit... tampoco lo veo.

  • Chechu Quiroga

    Aunque eventualmente será eléctrica, muy probablemente. En óvalos la electrificación no aporta nada ya que los motores eléctricos mejoran las prestaciones en circuito y en recuperaciones o llegar hasta una velocidad determinada.